Sense 3.6, la nueva interfaz de HTC para Ice Cream Sandwich

Escrito por
HTC
0

HTC va preparando poco a poco su transición a Ice Cream Sandwich. En este proceso hay un elemento esencial, la interfaz que llevará integrada el móvil. Esto es precisamente lo que hace que, a pesar de llevar el mismo sistema operativo, haya diferencias entre dispositivos de distintas marcas. En este caso, también habrá diferencias entre los smartphones de HTC, ya que entre los que se actualizarán o llevarán Ice Cream Sandwich, unos tendrán la interfaz Sense 4.0 y otros la Sense 3.6. Nosotros ya hemos podido ver cómo es la 3.6.

De momento, Android Ice Cream Sandwich con la interfaz Sense 4.0 parece estar reservado para los móviles de la familia One, los más punteros de HTC, mientras que el resto de dispositivos, los que nacieron con Gingerbread y ahora pasan a ICS, estarán dotados de la interfaz 3.6. Hace una hora hemos publicamos la lista de HTC que serían actualizados a la última versión del sistema operativo de Google.

Lo más interesante es ver cómo es la nueva versión Sense 3.6. Todos aquellos que esperaran importantes novedades se van a quedar con las ganas, porque en ese aspecto deja mucho que desear. Se aleja de la sencillez y el minimalismo implícitos en Ice Cream Sandwich, acercándose mucho a la versión anterior. Pero tampoco es del todo pura, sino que trata de combinar ambas dos sin llegar a conseguir un resultado realmente agradable. ¿La razón? Al parecer en HTC piensan que cambiar demasiado la experiencia de uso sería un problema para todos aquellos que lleven meses usándolo con Gingerbread, y que lo mejor es asemejar la nueva interfaz lo máximo posible a la antigua. Sense 4.0, por su parte, al ir instalado en los móviles de nuevo lanzamiento, no tendría ese problema, ya que el comprador iría predispuesto a tener una experiencia totalmente diferente, o al menos, eso es lo que dice la empresa taiwanesa.

Pantalla de inicio

En nuestro panel de inicio, nos encontramos el mismo widget de siempre que indica la hora y el tiempo, ese que lleva presente en los HTC desde el inicio de los tiempos. Por tanto, no veremos el nuevo estilo de reloj con destellos azules propio de Ice Cream Sandwich. No obstante, sí que se pueden apreciar cambios en lo que respecta al dock inferior. Se ha reducido el tamaño, y el botón del cajón de aplicaciones pasa al centro, flanqueado en sus lateral por hasta dos aplicaciones en cada lado, pudiendo añadir una carpeta como aplicación del dock. Como novedad con respecto a la interfaz 3.0 nos encontramos con la posibilidad de añadir y quitar paneles del escritorio, que antes era imposible. No obstante, los efectos de transición, como la rotación 3D, todavía están presentes, algo que lo aleja un poco más de ICS. La barra de notificaciones no ha sufrido más que algún cambio menor.

Pantalla de bloqueo

Nos encontramos con una pantalla de bloqueo muy semejante a lo que teníamos antes. Con cuatro accesos directos, el reproductor de música si está activo, y el reloj en la parte superior. En cuanto a los accesos directos, sí que hay algún cambio, como que estos accesos se  puedan cambiar para poner ahí la aplicación que el usuario desee. Eso sí, es necesario que esas aplicaciones estén antes en el dock principal de la pantalla de inicio. En este apartado también se puede resaltar el hecho de que se podrá realizar el desbloqueo por medio de la detección de sonrisas.

Otros cambios

El menú de aplicaciones prácticamente no ha cambiado. El estilo es muy similar y todavía nos desplazamos entre las aplicaciones con un movimiento vertical. En lo que respecta a la aplicación de llamadas, tampoco nos encontramos muchos cambios. El teclado permanece igual, pero en vez de tener una sección de contactos donde podemos echar un ojo a la agenda, a nuestros grupos y al historial de llamadas, ahora se nos muestra cada una de ellas por separado con su icono individual, ahorrando un paso a la hora de acceder a estas. Por último, en cuanto al navegador, ha añadido un botón de actualizar y también el de página anterior, que antes estaba en el menú contextual. Los botones táctiles, que pasan a ser inútiles en Ice Cream Sandwich conservarán las mismas funciones que en Gingerbread, ya que están ahí, vamos a aprovecharlos.

Poco más se puede decir de la nueva interfaz de HTC para Ice Cream Sandwich, salvo que ha dejado un amargo sabor de boca para los que esperábamos algunos cambios más significativos y una novedosa experiencia de usuario. Sense 3.6 conserva la esencia y muchos detalles de la antigua interfaz, incluso podría decirse que es poco más que actualización menor.