Ex empleados de Google crean una aplicación para que Google (y otros) dejen de rastrearnos

Escrito por
Google
1

Por mucho que lo dijera Mark Zuckerberg, el de Facebook, y lo deseen muchos otros dueños de las grandes empresas de internet, la privacidad no ha muerto. Varios desarrolladores han creado Disconnect.me, una herramienta para que ni Google, ni Facebook, ni Twitter y ningún otro rastreen lo que hacemos en la red. Algunos de sus creadores son ex empleados de Google.

Los grandes de internet hacen negocio con nuestros hábitos de navegación. Los widgets de Google o Twitter, o el Connect de Facebook envían información a los servidores de estas compañías cada vez que visitamos un sitio, diciéndoles de donde hemos venido, que hemos leído y a donde vamos. Con eso se pueden hacer perfiles muy definidos para ofrecernos publicidad personalizada o comerciar con esos perfiles con terceras empresas.

Pero la gente de Disconnect.me quiere para esa cadena. Han creado una extensión para los navegadores Chrome, Firefox y Safari que, una vez instalados, impiden que Google rastree las páginas a las que vamos. El buscador tiene widgets repartidos por el 25% de las páginas web que hay. También han creado herramientas similares para Twitter y Facebook. Y, para los más celosos de su intimidad, una que las engloba a todas.

Sus creadores insisten en que Disconnect.me bloquea todo el tráfico de terceros que va camino de los servidores de alguna de estas tres, pero no impide el acceso ni uso a Google, Facebook o Twitter. Tras instalarla, la extensión despliega un icono en la barra de navegación si salta alguna petición de datos desde sus servidores. Uno puede bloquearla o no. La próxima vez que se visite ese sitio, Disconnect.me recordará la opción elegida.

Varios de los desarrolladores son viejos empleados de Google y explican que los grandes de internet y los anunciantes están haciendo negocio con nuestros datos además de ralentizar la web. Ellos defienden que los datos de navegación son del internauta y sólo él puede hacer uso de ellos.

Vía TechCrunch
Web de disconnect.me