Google, multada por obstaculizar la investigación sobre sus coches Street View

| | Comentarios desactivados

Google se metió en un barrizal cuando se supo, en 2010, que los coches que usa para tomar las fotografías del Street View también estaban recopilando datos sobre las redes WiFi de los barrios por donde pasaban. Entre esos datos aparecían la identificación de las redes, contraseñas o el historial de navegación. Aunque las autoridades de EEUU no están seguras de que Google hizo algo ilegal, han multado a la compañía por obstaculizar su investigación.

Varias agencias de protección de datos, y hasta una jueza española, han investigado el caso. La mayoría o lo han archivado o han aceptado el compromiso de Google de que no volverá a pasar. Pero quedaba pendiente la decisión de la más importante, la Comisión Federal de las Comunicaciones de EEUU (FCC).

La FCC ha impuesto una multa de 25.000 dólares (más de 18.000 euros) a Google por entorpecer su investigación. En concreto, destaca que la compañía de búsquedas no habría atendido sus peticiones de determinados correos electrónicos y la identificación de empleados que participaban en el proyecto. Uno de ellos, un ingeniero, se acogió a un derecho constitucional para negarse a declarar.

Por eso, la FCC reconoce que no ha podido ir más allá en su investigación para saber si Google había violado la ley, dado que había puesto trabas y ha retrasado deliberadamente los trabajos de la Comisión.

Sin embargo, Google, en un comunicado, aseguró que su colaboración ha sido modélica, enviando la información que le solicitaban las autoridades.

Tras revisar los datos que ha podido conseguir, la Comisión concluye que no ha podido encontrar precedentes para tomar medidas sobre la recopilación de datos, aunque advierte de que todavía tiene “dudas significativas” sobre lo que ocurrió realmente con los datos y por qué fueron recopilados.

Mientras, el caso en España, que lleva una jueza de Madrid, sigue estancado desde hace ya más de 20 meses.