Los niños aprenden mucho más rápido con el uso de tablets y móviles

No es un secreto, se puede ver por Internet. Hay cientos y cientos de vídeos en los que observamos a niños haciendo uso de aparatos electrónicos como un tablet o un smartphone. Se suelen subir como gracias, capturas en vídeos que sacan la parte más simpática de las personas que los ven, pero lo cierto es que no son solo son gracioso, sino que muestran un nuevo método educativo muy beneficioso para los niños. Nuevos estudios han revelado que el cerebro humano de un niño se desarrolla mucho mejor y de forma más rápida a través del uso de tablets y móviles.

Entre otras cosas, los datos revelan que los niños con una edad de cinco años son capaces de aprender vocabulario un 27% más rápido con el uso de aplicaciones para smartphones y tablets que sin ellas. Por otra parte, los niños de tres años, momento en el que la sinapsis cerebral se ha desarrollado completamente, aprenden un 17% más rápido con aplicaciones interactivas que los que no las usan.

Más datos nos revelan las estadísticas de uso. Por ejemplo, el 29% de los niños cuya edad está comprendida entre los dos y los cuatro años han utilizado en algún momento un smartphone o un tablet. Según avanzamos, más de la mitad de los niños cuya edad oscila entre los cinco y ocho años, concretamente el 52%, interactúa regularmente con dispositivos táctiles, bien sean móviles, iPad, o cualquier otro tablet del mercado. En estos estudios también queda patente que los niños aprende vocabulario mucho más rápido que los que no hacen uso de estos aparatos.

No obstante, también se han conocido detalles que no tendrían por qué ser tan positivos. No se ha investigado cómo afecta negativamente el uso de los tablets en los cerebros infantiles. No obstante, sí se sabe que un niño, en una hora, puede llegar a mirar hasta 100 veces una pantalla de televisión. Sin embargo, durante el tiempo que pasan con un tablet, su atención es completa, sin interrupción, hasta que se finaliza la tarea que están realizando. Esto puede tener un efecto positivo o negativo en la atención del niño. Por una parte, puede ser bueno, puesto que desarrolla su capacidad para concentrarse en una tarea concreta. Pero por otro lado, podría llevar al niño a abstraerse de lo que ocurre a su alrededor mientras desarrolla esa tarea. En cualquier caso, eso quedará para futuros estudios. Lo que está muy claro es que cada vez son más los padres y educadores que hacen uso de dispositivos electrónicos para desarrollar las capacidades de sus hijos.

Compártelo. ¡Gracias!

Lo que comparten tus amigos

AndroidAyuda © 2012 - 2014