Motorola, ya de Google, ante un triple destino

| | Comentar »

Ya contamos ayer aquí que la compra de Motorola por parte de Google era oficial. Se llevan su división de móviles, por cerca de 10.000 millones de euros. Decíamos entonces que sólo el tiempo podría decir que va a pasar con Motorola ahora. Pero algunos ya están jugando a adivinos. Para no equivocarse plantean tres posibilidades: Que Google cumpla y mantenga los dos negocios por separado, que se quede con sus patentes y venda la fabricación de móviles o, ni lo uno ni lo otro. Así cualquiera acierta.

Los colegas de Mashable han dibujado ese triple escenario tras la compra. El desembarco de la gente de Google, con Dennis Woodside a la cabeza, ya ha comenzado. Aunque Woodside es más un gestor que otra cosa, se lleva consigo a gente destacada del mundo tecnológico, como a una antigua responsable de DARPA, la organización que investiga en los límites de la ciencia para los militares estadounidenses.

En el nuevo estado de cosas, la primera posibilidad es la que han anunciado ya ambas partes. Motorola seguirá como hasta ahora, trabajando en su negocio de hacer móviles, sin interferencias de Google. Pero eso va a levantar suspicacias entre los demás fabricantes que han confiado en Android. ¿Tendrá un trato de favor Motorola al recibir las nuevas versiones del sistema operativo? Para despejarlas, Google parece dispuesta a abrir el abanico de fabricantes que recibirían antes que nadie Android.

Una segunda posibilidad que han destacado los analistas es que Google descubra sus verdaderas intenciones que no serían otras que hacerse con las 17.000 patentes de Motorola. Si fuera así, la fabricación de móviles no le interesaría nada en absoluto y estaría dispuesta a vender las fábricas al mejor postor. Con esas patentes, Google estaría comprando la paz y podría acabar con la guerra de patentes que amenaza a Android.

Pero también podría haber una solución intermedia de incierto futuro, el de hacer el camino juntas. En este caso bien podría pasar que Google acabara fagocitando Motorola, que acabaría en la indiferencia. ¿Recordáis la compra de Skype por eBay? Pues eso. El trabajo diario de los ingenieros de Motorola podría ser muy complicado. No sabrían si apostar demasiado por Android por complacer a los jefes o por Windows Phone para mostrar independencia, por ejemplo. Es lo que escribía al final de mi primes post sobre la compra. Sólo el tiempo dirá que pasa con el que fuera el inventor de la telefonía móvil.

Lo hemos leído en Mashable

Deja un comentario