El Samsung Galaxy S3 usa Gorilla Glass 2 en su pantalla

| | Comentarios desactivados

Era uno de los misterios del nuevo móvil de Samsung. ¿Qué cristal llevaba su pantalla? En el lanzamiento del Galaxy S3 en Londres a comienzos de mes, se habló de su calidad, su brillantez y a la vez resistencia. Esa combinación hoy por hoy solo la consigue la empresa Corning con su Gorilla Glass, pero extrañamente Samsung no lo mencionó aunque habría sido un buen reclamo publicitario. Los fabricantes de este cristal acaban de reconocerlo.

Desconocemos porque se hace público ahora, pero Corning acaba de publicar una nota de prensa. Su título lo dice todo: El nuevo Gorilla Glass 2 de Corning elegido para el Samsung Galaxy S3. Explican como el nuevo manto protector de la pantalla fue presentado en el CES de Las Vegas a comienzos de año. Se esperaba que llegar en mayo y así ha sido, el Galaxy S3 es el primer smartphones que lo tiene.

Imagen de previsualización de YouTubeAseguran que Gorilla Glass 2 es hasta un 20% más fino pero manteniendo su dureza y resistencia contra golpes y ralladuras que les ha convertido en los líderes del mercado. Con esas nuevas medidas sin comprometer su aguante, permiten a los fabricantes tener más libertad para diseñar sus nuevos móviles. Además, la sensibilidad de la pantalla al tacto gana enteros.

Tras su estreno con el Galaxy S3, Corning ya lo ofrece al resto de compañías de móviles. No tardaremos mucho en verlo en los nuevos móviles que vayan apareciendo. Con su aparición en 2007, se produjo todo un vuelco en la fabricación de móviles. En pocas ocasiones, un aparente detalle de menor importancia como es el recubrimientos de una pantalla ha sido tan relevante para el desarrollo posterior de la industria de los móviles. Y si no, ahí van unas cifras. En estos años Gorilla Glass ha sido adoptado por las 30 principales marcas, estando presente en más de 750 modelos diferentes. Hasta la llegada del Galaxy S3, se habían vendido unos 750 millones de terminales con este cristal. Este año seguro que se suman unos millones más.

La explicación oficial de Corning

Sin comentarios