La historia de la saga Nexus y los planes de Google para ser como Apple

Escrito por
Google
1

Esta semana hemos visto en acción los dos últimos gadgets de la marca Nexus. Ninguno era un móvil. La tableta Nexus 7 y el media center Nexus Q son los dos últimos miembros de la saga creada por Google para ser algo más que un buscador y creador de software. Desde que lanzara el Nexus One, Google siempre ha querido tener algún cacharro donde plasmar sus ideas de lo que debe ser el hardware y, con ello, clonar el éxito de Apple como fabricante de hardware y software a la vez.

Antes de nada hay que recordar que hubo un móvil de Google antes de la era Nexus. El G1 (HTC Dream en algunos mercados) fue el primer smartphone en llevar Android a finales de 2008. Pero fue algo excepcional en varios sentidos. No se llamaba Nexus y tampoco su versión del sistema operativo, Android 1.1, llevaba el sobrenombre de un pastel o golosina. Fue mi primer smartphone y pesaba como un ladrillo. Aún sigue funcionando.

Pero el primer Nexus de verdad fue el One. En una de las estanterías aún conservo mi primer Nexus (y me tercer dispositivo Android). Es un Nexus One que funciona a las mil maravillas todavía. Salió con Android 2.1 Eclair, cuando Android aún tenía que mejorar mucho. Pero ahora disfruta de Android 2.2 Froyo. Aunque ahí se quedó, puedo usarlo en casos de emergencia. Su llegada a España fue de la mano de Vodafone en la primavera de 2010.

Pero a España llegó habiendo perdido buena parte de su filosofía. Cuando Google lo lanzó en EEUU a comienzos de ese año, este terminal fabricado por HTC, buscaba remover los cimientos del negocio de los móviles. Allí salió libre y Google lo vendía directamente. Quería saltarse la cadena y evitar a los operadores, su plazos y sus condiciones. Sin embargo, siendo un muy buen móvil, su plan de libertad fracasó y tuvo que pactar una tregua con las operadoras.

El siguiente Nexus en llegar fue el Nexus S, el que tengo en la actualidad. Yo lo compré en junio del año pasado aunque fue presentado a finales de 2010. Fabricado por Samsung, fue el primer smartphone en llevar instalada la penúltima gran versión de Android, la de Gingerbread. Fue todo un salto de calidad. Hace un par de meses lo actualicé a Ice Cream Sandwich. Aunque ya estaba pensando en renovarlo (los móviles pueden durar cinco años, pero se vuelven obsoletos en apenas uno), la noticia de que estará entre los primeros en recibir Jelly Bean me ha hecho pensármelo de nuevo.

En noviembre de 2011 era presentado en Europa (unos días antes fue en Hong Kong) el Galaxy Nexus, el tercero de la saga Nexus. Esta vez, Google se volvió a asociar con Samsung. Estrenaba la nueva versión de Android, Ice Cream Sandwich. Aún hoy, meses después, sigue siendo uno de los mejores smartphones en el mercado. Recientemente, Google reactivó su venta directa desde su tienda en Estados Unidos.

Con este breve repaso a la historia de Nexus podemos sacar una serie de conclusiones: Google siempre ha presentado sus nuevas versiones de Android de la mano de un nuevo terminal en el que ha trabajado directamente con el fabricante. Hasta ahora han sido dos, HTC y Samsung. También Google siempre ha querido tener independencia de las operadoras, como ha conseguido Apple con sus iPhone.

Ahora se han unido dos miembros más a la familia Nexus. La tableta Nexus 7 y el media center Nexus Q. Con ambos podemos comprobar que Google sigue con su costumbre de aparejar las novedades de Android (Jelly Bean en este caso) con un nuevo dispositivo (la Nexus 7). Además, insiste en venderlos por sí misma. Para acentuar la independencia de los operadores, la tableta sólo tiene conectividad WiFi.

Google piensa lanzar este año otros tres dispositivos Android. Lo lógico es que lleven Jelly Bean (no les da tiempo a lanzar una nueva versión antes de que acabe 2012 o ¿sí?), lo que rompería con una larga tradición. Una va a ser una tableta de 10 pulgadas y el otro será, probablemente, un smartphone con el sello de Motorola. Del quinto no tenemos ni idea. Con Motorola, Google habrá conseguido al fin lo que tanto anhelaba: fabricar por sí misma sus dispositivos Android, como hace Apple.

Este artículo en Phandroid nos ha inspirado para hacer este post.


Noticias relacionadas

Comentarios

1 comentario
  1. Solido 01 Jul, 12 17:17

    Buen artículo 🙂

    Yo con mi Nexus S encantado 🙂

    0