Cinco trucos para la cámara de Samsung Galaxy S3

Escrito por
Samsung
0

Samsung Galaxy S3 es el teléfono que ha roto todo tipo de “moldes”.  Su calidad está fuera de toda duda y, un ejemplo de ello, es su excelente cámara trasera de 8 megapíxeles. La integrada en  este dispositivo mejora de forma significativa la que en su día tenía Galaxy S2, que ya era de buena factura. Por lo tanto, es sencillo entender que con el nuevo hardware de Samsung Galaxy S3 se mejora en los resultados de las fotografías como en el de los vídeos.

Pero siempre se puede ir un paso más allá a la hora de hacer las fotos y, para conseguirlo, sólo has de seguir los siguientes cinco consejos que te proporcionamos. Son sencillos y apenas te llevarán unos pocos minutos en realizarlos.

1.  Configura la interfaz

Los cuatro iconos que existen en el lateral de pantalla cuando se está utilizando la cámara son totalmente personalizables. Para cambiarlos por otros -o de posición-, lo único que se debe hacer es mantener pulsado el que no se quiere y, a continuación, aparecerán las diferentes opciones disponibles que Samsung incorpora a la interfaz de la cámara. Con arrastrar el deseado a la posición elegida, se realiza el cambio.

2. Selecciona el modo de escena más adecuado

Una de las opciones que algunos echan en falta en la cámara de Samsung Galaxy S3 es el no poder configurar el obturador (generalmente, esta posibilidad sólo la ofrecen las cámaras dedicadas). Pero lo que muchos usuarios desconocen es que en software de la cámara del teléfono existen diferentes Modos de escena, que incluyen diferentes opciones para el obturador. Por ejemplo, la denominada Deporte utiliza muy rápido el obturador y, por el contrario, Noche muy lento. Prueba entre las disponibles para conocer su utilidad y forma de trabajar.

3. Uso del flash

El flash que incluye Samsung Galaxy S3 es de los mejores que se han visto en un teléfono hasta la fecha. Por ello, darla un buen uso es capital. Debido a su eficiencia y potencia, además de en condiciones de poca luz, también se puede usar a plena luz del día para, por ejemplo, corregir efectos de sombras o como relleno al grabar un vídeo. Incluso, al realizar fotos tipo retrato se agradece la luminosidad que genera.

4. La mejor gestión de la resolución

La cámara de 8 megapíxeles de Galaxy S3 da para mucho, tanto a la hora de obtener buenas fotos como en el tamaño de esas fotografías. Por lo tanto, antes de realizar una foto es importante saber que uso se le dará y, de esta forma, se puede configurar la resolución más adecuada (que puede ir desde los 0,3 megapíxeles hasta la 8).

Así, se ahorra espacio de almacenamiento en el teléfono o tarjeta microSD y se reduce el tiempo de procesamiento llegado el caso. Por ejemplo, si una fotografía está destinada a publicarse en Facebook, 3,2 megapíxeles es más que suficiente.

Para los vídeos ocurre exactamente lo mismo, no es necesario grabar a 1080p, alta definición completa si el medio que se va a utiliza para ver el vídeo es una red social. Hay que tener el criterio adecuado.

5. Photo Editor (Editor de fotografías)

Esta pequeña aplicación es mucho más útil de lo que puede parecer en un primer momento. Está disponible en la tienda de Samsung Apps y, además de modificaciones habituales como recortar o rotar una fotografía, también dispone de diferentes efectos que le dan un toque especial a las imágenes. Además, como es gratuita, no se pierde nada por probarla y conocer todo lo que permite.


Noticias relacionadas

Comentarios

Sin comentarios