Ouya, una consola con sistema operativo Android, tiene previsto vender dos millones de unidades

Escrito por
Juegos
0

Ouya es una consola al uso, ya que dispone de susmandos, diseño innovador y todo un listado de juegos para poder disfrutar desde un primer momento. Pero tiene una gran diferencia con el resto de las que existen en la actualidad: su sistema operativo es Android.

Está diseñada por Yves Behar, por lo que se enmarca en el proyecto Kickstarter, y al disponer de la versión Ice Cream Sandwich como centro neurálgico en su funcionamiento tiene todo lo bueno y lo malo de Android para jugar. En el lado positivo es que su catálogo de juegos es inmenso, y muchos de ellos gratis. Además, sea cual sea juego elegido, su coste no suele superar los 6€. Es decir, que si sumamos a esto que su precio de venta es de 99$ (el cambio será de 99€), no es de extrañar que tengan la previsión de vender nada menos que 2 millones de unidades.

Pero hay un lado menos bueno: a día de hoy, no son muchos los títulos realmente espectaculares, ya que el hardware para Android no es, todavía, equiparable al de consolas como Xbox 36o o PlayStation 3. De todas formas, esto está cambiando y gracias compañías como Nvidia, esto no será así por mucho tiempo.

El hardware

El procesador, como no puede ser de otra manera con lo dicho antes, es un Nvidia Tegra 3 de cuatro núcleos y 1 GB de RAM, por lo que cualquier juago actual para Android funciona a la perfección. Además, su capacidad de almacenamiento es de 8 GB (eso sí, tiene ranura para tarjetas microSD), no es la mejor posible, pero al ser utilizado el dispositivo sólo para jugar, se puede considerar suficiente.

Como hemos dicho antes, la Ouya incluye mandos para jugar, que funcionan mediante conexiones RF (RadioFrecuencia), y la versión del sistema operativo es Android 4, por lo que la compatibilidad con estos periféricos está más que asegurada. Adicionalmente, es compatible con WiFi y Bluetooth 4.0 e incluye puertos USB 2.0 que permiten conectar desde discos de almacenamiento a teclados.

El software

Encender la consola es cuestión de pulsar el único botón que hay en su carcasa. Entonces, aparece una interfaz muy intuitiva en la que se pueden ver los juegos disponibles para pasar el rato, ya que están a todo color, y, además, también es posible ver los que se podrían tener, que aparecen de color gris y opacos.

Dispone de apartados de configuración y de accesos a diferentes tiendas online, como por ejemplo una propia de Ouya o Google Play. Si tienes experiencia con el sistema operativo Android, comprobará que no hay problema alguno a la hora de manejarse por la interfaz, que es minimalista y atractiva.

Un excelente dispositivo que abre la puerta a consolas de bajo coste pero no exentas de calidad. Además, la opción de disponer de un buen número de juegos gratuitos, que son los mismos que en el teléfono o el tablet, es bastante llamativa. ¿No parece interesante jugar a Apalabrados en el televisor del salón? Eso sí, habrá que esperar un tiempo a que llegue a España, pero lo hará.


Noticias relacionadas

Comentarios

Sin comentarios