Motorola podría estar pensando en relanzar la gama StarTAC

Escrito por
Motorola
1

Motorola ha demostrado que sabe, y muy bien, manejar el nombre de sus gamas de producto. Es más, parece que se ha especializado en conseguir que renazcan modelos que ya pasados. Un ejemplo de ello es RAZR y, por lo que parece, está pensando seriamente en hacer lo mismo con el exitoso nombre StarTAC… teléfono que en su día le permitió liderar el mercado de la telefonía.

Por lo que se ha podido saber en la agencia de patente en EEUU, Motorola ha preguntado y adquirido “Star Tac”, por lo que haría un guiño a su antiguo teléfono en una nueva gama de producto mucho más actualizada y que, como no podía ser de otra forma, utilizaría el sistema operativo Android, desarrollado por Google… aunque también se especula que Star Tac podría ser el modelo basado en Intel de Motorola, que hay que recordar que en CES de este año fue confirmada esta compañía como una de las que utilizaría los Intel Atom para smartphones.

¿Cuál es la razón por la que Motorola ha tenido que registrar de nuevo? Sencillo, en el año 2004 Motorola decidió poner a la marca StarTAC como “muerta” (Dead Trademark) y fuera de registro, pero en estado de restricción para que otros fabricantes la pudieran usar… incluidos ellos mismos. De ahí que, ahora, los nuevos teléfonos que vengan deban llamarse Star Tac. Un pequeño fallo de cálculo.

¿Tendrá tapa como el el StarTAc original? Poco se sabe. El caso es que Google, propietaria de Motorola, estaría por la labor de “sacar de la tumba” esta gama de producto, ya que como indicó Larry Page el día que se anunció la compra de Motorola, “estoy encantado con esta compra, ya que mi primer teléfono móvil fue un Motorola StarTAC”.

El caso es que el regreso de esta mítica marca parece estar cercano y, a buen seguro, que su gran cantidad de seguidores, que son muchos, no tiene el más mínimo reparo en plantearse de nuevo su compra. Un movimiento inteligente de Motorola que sabe muy bien lo que hace en cuestiones de marketing y, RAZR, les ha enseñado un nuevo camino a recorrer: los tiempos pasados no tiene que olvidarse el futuro.