Guerra de patentes – ¿Cómo afecta a otras compañías?

Escrito por
HTC
0

Ha llegado a su fin el juicio americano de Apple contra Samsung. No es el fin de la guerra de patentes, pero sí se ha cerrado (o casi cerrado, falta el recurso de Samsung), el capítulo más importante que ha tenido lugar hasta ahora. Pero eso sí, como todas las guerras, tiene consecuencias para los demás, daños colaterales, buenos para unos y malos para otros. Malos por un lado, y buenos por el otro. ¿Cómo afecta esta guerra al resto de las compañías? ¿Salen beneficiadas o salen perjudicadas de aquí? Un poco de todo, pero eso solo lo dirá el tiempo.

Daños colaterales

Sin duda, las compañías salen perjudicadas de aquí por un lado. Es bien sabido por todos que muchas compañías tienen patentes registradas de cosas prácticamente estúpidas. Y es improbable que no se viole ninguna de estas al diseñar un dispositivos móvil. Si se da una importancia tan grande a estas, como ha ocurrido en el juicio de Apple contra Samsung, habrá muchas compañías que limiten la innovación de sus diseños y sus productos, por temor a una posible violación de patentes. Esto siempre limita mucho el avance. Como mínimo, obligará a las empresas a estar muy pendientes de las patentes de otros, algo que llevará tiempo. Tendrán que invertir en un departamento de legalidad más grande y preparado, lo que llevará un mayor gasto. Y los creadores de las compañías se lo pensarán dos veces antes de sacar adelante algo que para ellos es nuevo. Además, limitará mucho el que los diseñadores se basen en otros dispositivos como inspiración, o que se establezca un estándar en el mercado, ya que unos tendrán que procurar alejarse lo máximo posible de lo que hagan los otros. Algunos piensan que esto favorecerá a la originalidad, pero lo que conseguirá en realidad es hacer que si una compañía fabrica un producto con el mejor diseño para el ser humano, pero que es costoso por su hardware, no podrá llegar otra compañía y hacer una versión más básica en hardware pero con los mismos principios de diseño.

Beneficios colaterales

LG, Sony, HTC y hasta Nokia, si me apuras, pueden ser las que más beneficiadas salgan de esto. Apple probablemente no va a vender más en Estados Unidos. Los que estaban descontentos con la compañía de la manzana y adquirieron un Samsung por esa razón, ahora lo estarán, si cabe, todavía más. No obstante, todos aquellos potenciales compradores de un Samsung de gama media o gama baja, y que fueran a comprar un Galaxy S, S2, o Galaxy Nexus, con precios más baratos por ser dispositivos más antiguos, no podrán hacerlo si se dejan de vender en Estados Unidos. Y lo mismo puede decirse del Galaxy S3. En esta situación, tendrán que buscar productos de otras compañías, y ahora mismo, son LG, Sony, HTC, e incluso la propia Nokia, las que están mejor posicionadas para ofrecer esos móviles a los usuarios. Y si estos se apartan de Samsung y se abren a otras marcas, podría hacer caer de forma importante a los surcoreanos en Norteamérica, y hacer escalar puestos al resto de las compañías.