Pantallas, ¿qué son el tamaño, la resolución y la densidad de píxeles?

| | 3 comentarios »

A lo largo de los años, conforme ha ido avanzando la historia de los dispositivos móviles, se ha dado importancia a determinados aspectos de los móviles. Al principio, se trataba de reducir el peso y tamaño de los dispositivos, después se añadió color a la pantalla, salieron los primeros móviles con cámara, llegaron las pantallas táctiles, y con ellas el auge de la conexión de datos y la navegación por Internet desde el móvil. Actualmente, el tamaño de la pantalla, su resolución y la densidad de píxeles por pulgada es lo que nos importa. Pero, ¿es tan importante? ¿qué son estas cosas? ¿cómo influyen en la calidad?

Lo cierto es que hace años solo importaba el tamaño de la pantalla y la resolución de la misma, se dejaba de lado la densidad de píxeles por pulgada. Y es que, en esencia, eso es lo necesario. Cuanto mayor es la resolución, mejor calidad de imagen tendrá esa pantalla. Cuanto más grande sea la pantalla, a su vez, se supone que mejor se verá, ¿no?. No es del todo así.

Los píxeles y la resolución de pantalla

Para que nos hagamos una idea. Un píxel es un punto que puede emitir en un solo color. Algo que todos entendemos y con lo que estamos muy familiarizados son las cámaras de fotos y sus correspondientes megapíxeles. Una cámara de 10 megapíxeles, puede capturar imágenes compuestas por 10 millones de píxeles, es decir, 10 millones de puntitos. Cuanto mayor es la cantidad de puntos, o píxeles, mejor calidad tendrá la imagen que tomamos. Con la imagen a continuación se ve más claramente.

En las seis tomas estamos viendo la misma imagen, pero representada con una cantidad de píxeles diferente. En la primera toma de todas no se ve prácticamente nada. Esta está representada con cuatro puntos, cuatro píxeles, que solo pueden ser de un solo color.

En la segunda toma ya hay nueve píxeles, y se distinguen las esquinas grises. De nuevo comprobamos que cada píxel es de un solo color. La imagen, aunque nos aporta más datos, no nos dice nada, al igual que la anterior.

La tercera toma ya va cogiendo forma. Contamos con 36 píxeles que nos permiten diferenciar algo más, aunque nada nítido.

Pasando a la fila inferior, vemos como ya se puede distinguir algún elemento verde centrado con una sombra inferior, y rodeado de algo gris. Aquí ya tenemos 100 píxeles.

En la penúltima toma no hay duda, es la mascota de Android, y está sobre un tapiz gris, donde dibuja la sombra, y rodeada de otras mascotas parecidas. Aquí ya hay 900 píxeles.

En la última toma ya podemos ver todos los detalles del androide, con plena nitidez. Esta es la imagen original y se puede ver en calidad completa. La prueba que acabamos de realizar demuestra que a mayor cantidad de píxeles, mejor se ve la imagen. Una mayor resolución, ofrece una mejor calidad de imagen.

Un mayor tamaño de pantalla hace perder calidad

Ahora bien, ¿qué ocurre en el caso del tamaño de la pantalla? ¿Mejora, o empeora la calidad de la imagen? En realidad, con una misma resolución, cuanto más grande sea la pantalla, peor se verá. Las pantallas son como masas para pizza. Cuanto más amasamos y más grande la hacemos, más fina es. Pues aquí pasa igual, si tenemos una resolución fija y la hacemos más grande, perdemos calidad. De nuevo, una imagen nos lo aclara.

La imagen original de la izquierda se ve nítida, con sus detalles, a pesar de ser pequeña. En cambio, la imagen de la derecha es la misma pero más grande. ¿Qué ocurre con esta? Pierde mucha calidad, esto es porque tiene la misma cantidad de píxeles que la original pequeña. Para conservar la misma calidad que la pequeña, tendría que tener una cantidad de píxeles proporcionalmente mayor al crecimiento en tamaño de la imagen.

Así, algo semejante ocurre con las pantallas. Si tenemos la misma resolución, pero aumentamos el tamaño, perdemos calidad. Para aumentar el tamaño de la pantalla y no perder calidad, tenemos que aumentar también la resolución de manera proporcional al crecimiento en tamaño. El Samsung Galaxy S3 tiene una pantalla más pequeña que el Samsung Galaxy Note 2, ya que la de este primero es de 4,8 pulgadas, mientras que la del segundo es de 5,5 pulgadas. Ambos dos tienen la misma resolución, de 1280 por 720 píxeles. ¿Cuál se ve mejor? Efectivamente, el Galaxy S3 ofrece unas imágenes más nítidas que el Galaxy Note 2. Es verdad que la diferencia no es muy grande y no es muy perceptible para el ojo humano en este caso, pero nos sirve para entender el caso.

La pantalla Retina del iPhone 4S es de 3,5 pulgadas, frente a las 5,5 del Galaxy Note 2. La resolución de la pantalla del iPhone 4S es inferior, de 960 por 640 píxeles, frente a los 1280 por 720 píxeles del Note 2. Ahora bien, la nitidez de la pantalla del iPhone 4S, así como su calidad, es mejor, uno de los pilares brillantes de este dispositivo. Y aquí es donde entra la densidad de píxeles por pulgadas.

Densidad de píxeles por pulgada (PPI)

A nivel comercial se usa lo que sea para atraer la atención del público. Podemos decir que un smartphone tiene una gran pantalla de seis pulgadas cuando en realidad su resolución es tan mala como la de un ordenador del siglo pasado. No obstante, venderá mucho eso de que tenga seis pulgadas de pantalla. Hace unos años se empezó a utilizar una característica muy interesante, la de la densidad de píxeles por pulgada, expresada en inglés como “pixels per inch” (PPI). En realidad, es esta medida la que mejor nos permite saber la calidad de la pantalla. El dispositivo con una densidad de píxeles mayor es el que dispone de una mayor calidad de imagen.

Asimilar lo que es la densidad de píxeles por pulgada es fácil. En realidad, la resolución de la pantalla es un buen determinante para conocer la calidad de la misma. No obstante, la calidad de la imagen puede variar cuando varía el tamaño de la pantalla. Así, la densidad de píxeles por pulgada depende tanto de la resolución como del tamaño, y nos da un resultado tomado en función de ambos. Lo que nos dice es cuántos puntos, o píxeles, hay en una pulgada.

Volviendo al caso anterior, la pantalla del iPhone 4S tiene una densidad de 328 PPI, frente a los 305 PPI del Galaxy S3, y los 267 PPI del Galaxy Note 2. Claro, Apple lo tiene fácil con pantallas tan pequeñas, habrá que ver qué es lo que ocurre cuando saquen el nuevo iPhone 5, el cual llevará una pantalla más parecida a lo que hoy en el mercado.

Por todas estas razones, nos llamo muchísimo la atención los supuestos datos del Galaxy Note 3, el futuro phablet de Samsung, del cual se decía que llevaría una pantalla de 358 PPI, con una pantalla de 5,8 pulgadas. Una suma bestialmente increíble.

Deja un comentario

3 comentarios

  1. chris7190

    Muy interesante ,pero ¿una foto de 2 megapíxeles dónde se aprecia mejor,en el tablet Asus tf300 o en el nexus 7?.
    Ambas tablets tienen resolución de 1280 x 800 ,pero una es de 10″ y la segunda de 7″.
    La Asus tf300 10″ tiene un ppi de 149.
    La nexus 7″ un ppi de 216.
    ¿En cuál se ve mejor?
    Ambas pantallas son de un megapíxel 1280 x 800= 1024000.Si la fotografía es de 2 pues creo se verá mejor en la de 10″ apesar de tener una densidad menor de pixels ,aún si la fotografía fuera de un megapíxel apreciariamos más los detalles en la tablet de 10″.Claro hoy en día es casi imposible tener fotos de tan baja resolución y cuándo es así son sacadas con dispositivos muy simples con pésimas capacidades.
    Pero eso no quita que afrontemos dilemas similares.¿Por que ?,¿en que resolución se muestran la mayoría de las páginas Web?.

    9 enero, 2013
    7:52
    189.242.128.xxx
  2. Cesar Caballero

    todo se vera mejor en el nexus 7 porque la pantalla es mas nítida y se ven mas detalles por que hay mas píxeles por pulgada

    20 enero, 2013
    5:27
    189.231.197.xxx
  3. Anónimo

    Genial aportación. Muy bien explicado. Ayuda a aclarar conceptos a quienes no estamos dentro del mundo de las tecnologías. Enhorabuena por el post.

    6 septiembre, 2014
    15:37
    83.47.16.xxx