Gmail podría estar en el punto de mira de los hackers

Escrito por
Google
0

No es la primera vez que Google tiene sospechas de que Gmail es el objetivo de los piratas informáticos, como demuestra que en junio de este mismo año mandara mensajes de advertencia a un buen número de sus usuarios para advertirles de esto. Pues bien, por lo que parece esto ha vuelto a ocurrir. Y, evidentemente, esto afecta tanto a quienes lo utilizan en su ordenador como en un dispositivo móvil.

El mensaje que ha enviado Google muestra, de nuevo, que el servicio de correo online puede tener ciertos problemas y, lo que se dice es lo siguiente “Creemos desde Google que su cuenta de Gmail podría estar en el “punto de mira” de los hackers, lo que podría comprometer la integridad de su correo y, también, de su ordenador o dispositivo móvil”. La verdad es que no es nada tranquilizador recibir esto.

Aparte de la advertencia de seguridad, desde la compañía del buscador también indican que lo mejor que se puede hacer es “proteja su equipo en el caso de que no lo esté” ya que “es probable que usted haya recibido correos con archivos adjuntos que contienen código malicioso, enlaces a páginas de descarga de software maligno o sitios web falsos que pondrían en peligro sus contraseñas e información personal”. Finaliza la información indicando que “esto no es ninguna campaña y la seguridad de Gmail y Google no está comprometida, así como que los consejos no son debido a acuerdo ninguno con terceros”.

Este es el mensaje de correo:

Toque de atención

Visto lo que está ocurriendo en este año 2012, cuesta creer que Google no tome cartas en el asunto y se decida definitivamente a mejorar su seguridad en línea, y no a mandar avisos a los usuarios de formar ya tan habitual (que, además, dejan toda la responsabilidad de lo que ocurra en estos). Ya que se presta un servicio, lo adecuado es hacerlo de la mejor forma posible.

Eso sí, es imprescindible por este aviso de Google respecto a Gmail y por lo que está ocurriendo en general en Internet que se tomen actitudes mucho más conservadoras con leso correos y, por lo tanto, no acceder a las web que se indican de forma indiscriminada y sólo hacer caso a los mensajes recibidos de sitios de confianza.