Google y Samsung podrían estar trabajando en un tablet de 10,1 pulgadas

Escrito por
Google
0

Google ya se encuentra bien posicionada en el mercado de los tablets de 7 pulgadas y, por ello la llegada de iPad Mini no es un grave problema. Nexus 7 le ha dado unos excelentes resultados tanto en lo que se refiere a críticas como en las ventas. Y, además, como te hemos informado en Android Ayuda, el modelo de 32 GB está cerca de ser una realidad.

Por lo tanto, han debido de pensar en la compañía del buscador que el mejor movimiento es atacar a la línea de flotación de uno de sus rivales más duros: Apple. Podría estar valorando la posibilidad de lanzar un tablet de 10,1 pulgadas y, de esta forma, le devolvería la pelota a los de Cupertino y se “entrometería” en un mercado que en la actualidad estos creen que dominan a placer con iPad (y razones no les faltan para pensar esto, todo hay que decirlo).

Y, por lo que parece, Google habría ya encontrado un socio para esta empresa, que no sería otro que Samsung, que debido a las razones que todos conocemos (la guerra de patentes es la más evidente), no está falto de ganas de embarcarse en una acción que tenga el objetivo de poner en cuestión el dominio en el mercado de las tabletas. Es decir, que este matrimonio estaría muy bien avenido y, por lo tanto, estarían encantados de trabajar en un objetivo común Google y Samsung.

La pantalla sería clave

Por lo que parece, la gran apuesta sería ofrecer una pantalla de 10,1 pulgadas de una calidad superior a la que ofrece Retina Display. La resolución que se rumorea sería de 2.560 x 1.600, lo que sería casi una barbaridad, ya que ofrecería una densidad de 299 ppp, muy superior a la de Apple que tiene 264. Eso sí, hay que recordar que el mejor hardware no hace el producto de mayor calidad… pero ayuda a conseguirlo, ¿verdad?

Lo que es una realidad es que de ser cierta la llegada de este tablet de 10,1 pulgadas de la combinación de Google y Samsung, por lo que sería un  Nexus, sería interesante y revitalizaría este mercado… Ahora, le toca mover ficha a Apple.