Perdieron un Nexus 4 en un bar hace un mes

Escrito por
LG
1

Es la historia que se repite una vez tras otra. Me pregunto qué sucesos tan tristes ocurren en la vida de algunos trabajadores de grandes compañías para que se vayan solos a ahogar las penas a un bar y se olviden de un dispositivo prototipo que aún no ha sido presentado oficialmente, aunque me puedo hacer una idea de la razón de su tristeza. Sea como sea, parece que perdieron un Nexus 4 en la barra de un bar, y menudo culebrón hay detrás.

Culebrón que incluyen unas tantas de todo, de ignorancia, honradez, manipulación y casualidad pura y dura. El susodicho personaje, olvidó, aparentemente, su Nexus 4 en la barra de un bar hace ya un mes. Fue el camarero el primero que descubrió el móvil, Jim Barton. No le pareció realmente sorprendente, ya que suelen dejarse dispositivos móviles en el bar. No obstante, el propio camarero reconoce “no sé apenas nada de estos teléfono de última generación, no los distingo”, por lo que no pudo darse cuenta de lo que tenía entre manos. Obviamente, intentó localizar al dueño, pero vio que el dispositivo no era apto para la venta (indicado en la parte trasera) y no llevaba tarjeta SIM que pudieran utilizar para tal fin, con lo que se lo dio a su jefe, Dave. La ignorancia del primero llevó a que este pasara a una segunda persona sin levantar sospechas.

Sin embargo, Dave, encargado y aficionado a las nuevas tecnologías, sí que conocía el dispositivo, y reconoció a la primera el LG Nexus 4. ¿Qué fue lo que hizo? Hace unos años, el que se encontró con un iPhone 4 decidió vender los datos a uno de los grandes medios del sector. Pero Dave, con toda su honradez, sabiendo la intención que tenían los de Mountain View de mantener el secreto del nuevo móvil, contactó con Google, quienes le dijeron que probablemente se trataría de algún accesorio. Después de la insistencia, enviaron a un responsable de la compañía, quien llegó a confirmar que, en efecto, se trataba de un Nexus 4.

Hoy ya han salido muchísimos datos sobre el nuevo móvil, tanto filtraciones que provienen de fuentes oficiales, como reviews muy confiables de otros blogs. Pero este personaje tuvo a su disposición el móvil mucho antes que los demás, y podría haber vendido los datos muy caros. Sin embargo, optó por hablar con Google, y esperamos que la compañía haya recompensado de manera correcta al pobre hombre.