El 75% de los smartphones vendidos son Android, por primera vez

Escrito por
Android
0

Nunca antes Google había dominado el mercado de los smartphones de una forma tan clara e impactante. Y es que, según un estudio de IDC, durante el tercer trimestre de este año 2012, el 75% de los dispositivos móviles vendidos han sido Android. Un total de 136 millones de smartphones, un crecimiento increíblemente grande si tenemos en cuenta que el sistema operativo de Google se lanzó hace cinco años. El 25% restante, se divide entre el resto de sistemas operativos.

Apple, como no podría ser de otra forma, encabeza esa lista de sistemas operativos secundarios más utilizados, con el popular iOS. El sistema operativo de los de Cupertino ha dominado el 14,9% de los smartphones vendidos durante el periodo temporal que corresponde entre los meses de julio y septiembre. Hay que tener muy claro que fue Apple quien dio a luz el teléfono inteligente tal y como lo conocemos hoy.

Blackberry sigue la estela de los de la manzana, aunque bastante bien. El que otrora fuera la elección de todos los profesionales, hoy anda de capa caída, y su desaparición es inminente. No por lo que están haciendo ahora, sino porque no parece haber un futuro claro para la compañía. De momento, han estado presentes en el 4,3% de los dispositivos vendidos en el tercer trimestre de 2012.

Lo contrario ocurre con Windows Phone. Tan solo el 2% de los dispositivos vendidos llevaban el sistema operativo de Microsoft. No obstante, las esperanzas son mayores, puesto que se espera que su futuro sea mucho más prometedor. De hecho, el crecimiento está ahí. Han pasado del 1,2% al 2%. No es una gran cifra, pero al menos les permite tener buenas expectativas, algo que no tienen los de RIM.

El resto del mercado se lo reparten Symbian y Linux, con un 2,3% y un 1,5% respectivamente. Y aquí observamos más de lo mismo. Symbian está decayendo hasta la desaparición, y Linux sigue una línea ascendente. No serán nunca grandes dominadores del mercado, pero al menos no son viejas glorias decrépitas al borde de la marginación social.