Apple y HTC firman una tregua de 10 años en la guerra de patentes

Escrito por
HTC
0

Se acabó, al menos durante 10 años, la guerra de patentes entre Apple y HTC. La compañía taiwanesa fue la primera fabricante de smartphones con Android que recibió el ataque de Apple en los tribunales por violar patentes de la compañía americana. Las relaciones no iban bien desde el año 2010. No obstante, ahora, de raíz, se ha acabado con el problema, firmando una tregua que los alejará de los juzgados durante 10 años. ¿El motivo? Apple podría tener miedo a Samsung, y le va a dar competencia.

El anuncio lo ha hecho oficial HTC, quienes han notado ipso facto las consecuencias del mismo. Y es que, su valor en bolsa ha subido un 24,5%. No obstante, todavía no ha alcanzado el 80% del valor máximo al que se llegó durante el mes de abril. Aun así, son unos datos muy positivos, que les permitirá seguir creciendo durante los próximos 10 años. Su futuro cercano está asegurado ahora mismo, y su futuro a largo plazo dependerá de la capacidad de la compañía para desarrollar buenos productos y tecnologías.

En cualquier caso, no se conocen los detalles con los que se ha cerrado el acuerdo entre Apple y HTC. Económicamente, según parece, no habrá ningún tipo de movimiento, por lo que el acuerdo dependería de otros factores. Es difícil saber cuáles son estos teniendo en cuenta que se trata de Apple y que está renunciado a poder defenderse del uso indebido de patentes por parte de HTC durante la próxima década. No obstante, encajaría mucho que todo estuviera basado en el miedo al éxito de Samsung.

La compañía surcoreana ya no solo domina el mercado Android, sino también el de los smartphones. Apple se ha dado cuenta de que el rival real no es Google, ni Android en sí mismo, sino los fabricantes, que al fin y al cabo son los que venden los móviles. Android es un sistema operativo que se ha impuesto, es un estándar, y no podrán acabar con él, pero sí se pueden limitar a hacer débiles a los distintos fabricantes o, al menos, haciéndoles competir entre ellos. Hasta el momento parecía que esto era una guerra entre los fabricantes que usaban Android y Apple, y Samsung era la que estaba sacando mayor provecho de todo esto.

Sin embargo, la compañía del difunto Steve Jobs ha visto lo que tiene que hacer para acabar con el dominio de la empresa surcoreana. Samsung se enfrenta a una de las situaciones más difíciles. Cuando uno va delante y marca el camino debe hacer las cosas mucho mejor que cuando va siguiendo a otro. Para colmo, Sony pasa por su mejor momento desde que adquirió la porción de la compañía que pertenecía a Ericsson. LG vive una época dulce con el esperado éxito del Nexus 4. Motorola ya forma parte de Google y tiene grandes esperanzas de cara al futuro. Todas estas, son amenazas importantes para los asiáticos. HTC era la única que estaba pasándolo realmente mal, a pesar de haber sido en el pasado una de las grandes.

Pues bien, lo que acaba de hacer Apple, en realidad, es dar vía libre a HTC para que haga lo que quiera. No tendrán que invertir en su división legal, por lo que todo ese dinero irá al desarrollo de smartphones. Samsung, por su parte, tendrá que seguir enfrentándose a duras y costosas batallas legales, además de estar limitada a la hora de desarrollar sus móviles y tablets, por miedo a que Apple los pueda demandar. Digamos que HTC se ha quitado todas las cargas, y ahora tiene libertad total. En nuestra opinión, el movimiento de los de Cupertino busca el crecimiento de los taiwaneses, con el objetivo de que se conviertan en un serio rival de Samsung, y les hagan perder cuota de mercado, algo ideal para Apple, que a perdido valoración últimamente.