Nexus 4, llevándolo al límite para evaluar su resistencia

Escrito por
Google
0

¡Hola, soy el Nexus 4, y esto es JackAss!, así debería empezar el post de hoy si lo estuviera contando el nuevo smartphone de Google fabricado por LG. Lo llaman droptest y dicen que tiene como objetivo medir la resistencia de un dispositivo. Pero nosotros sabemos la verdad. Nos gusta ver cómo se destrozan elementos que parecían muy vivos, y eso es precisamente lo que podemos ver a continuación. ¿Cuántas caídas diríais que aguanta un Nexus 4 sin destrozarse? Con el siguiente vídeo podéis salir de dudas.

Primero hablemos de él. Tiene una pantalla con protector Gorilla Glass, que la hace extremadamente resistente. No obstante, su diseño tiene un inconveniente importante, y es que su parte trasera, preciosa, con un cristal cubriéndola completamente, es el punto más frágil del dispositivo. Ahora sí que ha llegado el momento de que apostéis por el número de caídas que aguanta sin romperse el dispositivo. Ved el vídeo sin leer el final del post a ver si habéis adivinado.

Difícil de determinar el número de caídas que resiste sin destrozarse, ya que antes habría que ponerse de acuerdo en qué es destrozarse. Todos coincidimos en el hecho de que su parte trasera es bastante frágil, ya que en la segunda caída estaba totalmente destrozada, lo que podría ser un problema para todos aquellos que seáis ligeramente torpes. No obstante, el resto del móvil estaba perfecto. Incluso la pantalla estaba sin un solo rasguño, lo que demuestra la efectividad de la conocida Gorilla Glass. Por otro lado, incluso el funcionamiento del smartphone era totalmente correcto. La zona de la cámara, que era la que parecía haberse llevado la peor parte, estaba totalmente acribillada. Sin embargo, tanto la cámara de fotos como la cámara de vídeo funcionaban a las mil maravillas.

Si os habéis hecho con un Nexus 4 ó pensáis hacerlo, no estaría mal contemplar la posibilidad de comprarle una de las fundas laterales. Esta sobresaldría un poco, y haría el primer impacto, antes que la trasera, lo que probablemente la salvaría. Aun así, viendo lo bien que ha aguantado la primera caída, y el buen funcionamiento que tenía después de la segunda, no debería ser una gran preocupación la posibilidad de perder el móvil por una tonta caída al suelo.