Google será la más grande, así será el mundo de los móviles en un año

Escrito por
Google
1

Se están matando sin darse cuenta. Están en una pequeña guerra estúpida en la que se están destruyendo. Antes, todos los demás tenían que levantar el cuello para mirarlos, y trataban de pensar en cómo podrían robarles algo de toda la cuota del mercado que dominaban. Casi como una predicción de psicohistoria propia de Isaac Asimov, Apple y Samsung se han ido atacando una a la otra, debilitándose sin que las demás tengan que intervenir siquiera. Podrían haber sido todavía más grandes, pero van a salir perdiendo. Ya han dado el control a Google.

Y es que, todas las demás lo sabían. HTC, LG, Google, Motorola, Sony, Microsoft, absolutamente todas sabían que Samsung y Apple eran totalmente imbatibles. Nunca iban a poder sacar dispositivos que se vendieran mejor, empezando simplemente porque la marca de estas dos gigantes es demasiado grande y tira muchísimo. Pero además, no estaban en situación de plantar cara en lo que a producción se refiere, marketing, control económico, poder, etc. Samsung y Apple lo tenían todo, y solo tenían un enemigo, Samsung y Apple. Solo ellas mismas podían acabar con ellas mismas, y es lo que están haciendo.

Y mientras, en Mountain View, hay unos cuantos directivos que observan lo que ocurre cual película llena de vuelcos de tramas, donde cada vez parece que el final será más dulce. Años, unos cuantos años tan solo, es lo que han necesitado Apple y Samsung para consumirse la una a la otra, y lo que todavía nos queda. La guerra de patentes está debilitando a las dos compañías de una manera que podría llegar a ser irreparable. Apple y Samsung han colaborado toda su vida, trabajando la una para la otra. Los surcoreanos fabricaban componentes y Apple se los compraba. Además, tan exigente es la producción para los de Cupertino, que tan solo Samsung es capaz de asumir esa cantidad de trabajo y cumplir con todos los plazos a su debido tiempo, y a Apple le ha ido bien, ¿no?

Samsung se ha dado cuenta de que si podía fabricar el dispositivo más codiciado del mundo, podría ser muy grande diseñando el suyo propio. Y eso es lo que ha hecho durante todo este tiempo. Ambas compañías han crecido a partes iguales, y cuanto más grande ha sido una, más grande y mítica ha sido la otra. Hasta podrían haber hecho un acuerdo para dominar el mercado entre las dos, y no tener rival allá donde fueran. Sin embargo, han sido avariciosos, han querido más. ¿Más dinero? No, más poder, más reconocimiento, el ver hundida a la otra.

Google va a ser la mayor beneficiada

Mientras, Google se está convirtiendo en el pescador que hace su agosto con río revuelto. Apple no puede dejar tan fácilmente a Samsung como su proveedor, dado que no hay ninguna otra compañía que pueda cumplir con los plazos estipulados por la compañía, esto supondría tener que aceptar que los dispositivos se lanzaran aún con más retrasos. Apple, por tanto, estaría perdiendo calidad. Samsung no puede permitirse perder a un cliente como los de la manzana mordida, dado que estarían perdiendo muchísimo dinero, y eso a su vez se notaría en la potencial inversión que pudieran hacer en dispositivos móviles.

El negocio de los móviles de Google va cogiendo forma. Compró Motorola, y poco a poco está adaptándola a lo que quiere. Nexus ha pasado de ser un mero apellido en un terminal con ventas marginales, más bien destinado a desarrolladores e informático, a convertirse en el móvil comercial más codiciado por los usuarios. Además, ha tirado el precio, a ellos solo les importan los contenidos, que la gente pague los vídeos, las aplicaciones, los libros, la música, que use su servicio a fin de cuentas, de ahí es de donde de verdad sacan dinero. En estos momentos se vale de terceros fabricantes para vender su marca. La forma de vender los Nexus afecta mucho al futuro de fabricantes como LG, HTC, Sony y Samsung, aunque estas dos últimas también ofrecen servicios de pago que podrían ser interesantes. Estas compañías no se pueden permitir tirar los precios de esa manera, dado que su beneficio está ahí.

Es fácil pensar que todo está muy fácil. Las compañías fabricantes se tienen que juntar y dejar de fabricar los Nexus para Google. Pero los de Mountain View lo tienen todo muy bien montado. Por un lado, ellos desarrollan Android, y es con ese sistema operativo con el que Samsung y Sony, por ejemplo, han tenido tanto éxito, no pueden plantar cara a Google tan fácilmente. Pero qué importa si lo hacen, Motorola es de ellos, tienen un fabricante, y bueno además.

Sin darse cuenta, han dado todo el poder a Google. Una compañía que nació siendo un buscador, y que es, actualmente la más poderosa dentro del mundo de la tecnología. En tan solo un año podría cambiar radicalmente el mundo de los dispositivos móviles. El futuro pasa por Apple, Google y Amazon, que serán fabricantes, y darán contenido a los usuarios en el mismo sistema.


Noticias relacionadas

Comentarios

1 comentario
  1. Bernardo Angel De Felipe Lucio 30 Nov, 12 5:30

    El autor suena taaan emocionado al ver como corre toda esta historia en su cabeza xD
    Hay razon en que Google terminara dominando lo anterior mencionado y espero que cuando lo logre sus productos sean de la mejor calidad, ofreciendo servicios que realmente la gente necesita y con gran utilidad y que sus precios sean accesibles para todos.

    0