Los tablets de siete pulgadas están a punto de desaparecer

Escrito por
Tablets
0

Como podéis deducir fácilmente al leer el título de este post, los siguientes párrafos van a ser ligeramente exagerados, por lo que recomendamos a los trolls que se abstengan de seguir leyendo, aunque sé que eso va a alimentar más vuestras ganas de leer. Y es que, básicamente, los tablets de siete pulgadas están a punto de morir. Sí, esos como el Nexus 7, el Galaxy Tab 7, y esos tan baratos que se venden, pronto dejarán de estar en las tiendas. El mercado está cambiando de una forma radical, y los usuarios ya no van a tener la necesidad de un tablet de siete pulgadas, por muchas razones.

Suele ocurrir, con el tiempo, que un determinado prototipo de producto en el mercado acaba dividiéndose en dos diferentes. Suele ser una de las compañías grandes del sector, o más bien varias de ellas, las que producen este cambio, con el objetivo claro de conseguir vender una mayor cantidad de equipos. El primer movimiento de este tipo dentro del mundo de los dispositivos móviles lo hizo Apple al lanzar su iPad como un producto revolucionario. Fueron muchos los usuarios que decían que no iba a tener éxito porque no suplía ninguna necesidad, solo era un capricho. No obstante, está claro que su éxito ha sido increíblemente destacado.

Ahora ya nadie duda de que un iPad pueda cubrir una necesidad. Sin embargo, después llegaron los de siete pulgadas. Ya no solo hablábamos de móviles y tablets, sino también de un dispositivo intermedio entre estos dos. Más tarde Samsung sacó su Galaxy Note. Un phablet, sin más, un dispositivo que estaba de nuevo a media camino entre dos, los móviles y los tablets de siete pulgadas. Son cuatro ya, smartphones, phablets, tablets de siete pulgadas y tablets de diez pulgadas. ¿Puede haber más? Sí, dos más, y Apple y Samsung lo saben, pero para eso tienen que matar a uno de los ya implantados, los tablets de siete pulgadas.

Los datos indican que la compañía surcoreana podría andar detrás de sacar un Galaxy Note de 6,3 pulgadas. Esto llevaría los phablets a un nivel más grande. Los smartphones pasarían a tener cinco pulgadas, y además, existiría todavía el concepto de móvil pequeño, aquí tenemos tres. Obviamente, con phablets tan grandes no podrían existir los tablets de siete pulgadas, pero es que estos, pasarían a tener el tamaño del iPad Mini, entre ocho y nueve pulgadas. Y por último, estaría el tablet de 10 pulgadas. En total, cinco productos de lo que inicialmente era uno, el móvil. Para que estos cinco coexistan habrá que sacrificar a uno, que permitirá seguir creciendo, y ese uno es el tablet de siete pulgadas. Con estos cinco, se suplirán las necesidades y gustos de todo el mercado.