ZTE está trabajando en un rival de bajo coste para el Galaxy Note 2

Escrito por
ZTE
0

ZTE P945, ese es el nombre interno del dispositivo en el que está trabajando la compañía china. Se trataría de un equipo perteneciente a un género que está de moda últimamente, que son los phablets. Pero sería un phablet clásico, no de estos que se van casi al tamaño de los tablets, ya que tendría una pantalla de 5,7 pulgadas. No obstante, lo mejor de todo sería su precio. Se ha prescindido de algunas características para ajustar más el coste del smartphone.

Este phablet ZTE P945 no tendría, por ejemplo, una pantalla Full HD, sino que se quedaría en los 720p. Sin embargo, su tamaño sería siendo muy grande, de 5,7 pulgadas, lo que hace que, por ejemplo, tenga una pantalla mayor pero con la misma resolución que el actual Samsung Galaxy Note 2. Esto último nos permite hacernos una idea de la calidad real del dispositivo. A pesar de no estar al nivel de lo que va a ser la gama más alta de este 2013, estaríamos hablando de un dispositivo con una pantalla propia de la gama alta actual. Por otro lado, su cámara también estaría ligeramente por debajo de las que llevan los smartphones “top”, ya que sería de ocho megapíxeles.

ZTE P945

Si nos ponemos a hablar del interior del terminal, nos encontramos con un procesador de cuatro núcleos, con un frecuencia de reloj de 1,2 GHz. Aunque no está nada mal, también está en un escalón inferior a los buques insignia. Su batería, en cambio, sería de 3.000 mAh, una gran capacidad necesaria si se quiere que un dispositivo con una pantalla tan grande tenga una buena autonomía.

Sin embargo, lo mejor de todo sería el precio. Todo esos pequeños escalones que no alcanza este phablet serían los que harían que su precio bajara mucho. Si tenemos en cuenta que un dispositivo de ZTE de la más alta gama estaría por debajo de los 400 euros, este ZTE P945 podría rondar los 300 euros, superándolos ligeramente. Eso sí, de momento parece que se va a lanzar en Asia, y será China Mobile quien lo comercializará en el país oriental. No hay confirmación de si saldrá de allí a otros mercados, por lo que habrá que esperar un poco a ver si acaba dando el salto al mundo occidental.

Lo hemos leído en Unwired View.