YotaPhone, un dispositivo, dos pantallas, dos tecnologías

Escrito por
Android
3

Dicen que los grandes inventos surgen de la búsqueda de una solución para una necesidad. Cuando necesitábamos desplazar cosas, se inventó la rueda. Cuando necesitábamos comunicarnos, se inventó el teléfono. Cuando necesitábamos someter a los átomos a una gran fuerza para separar el núcleos, entonces inventamos las centrales nucleares. Esos son los inventos que de verdad tiene éxito, los que surgen como respuesta a una necesidad. YotaPhone es un claro ejemplo de esto.

El dispositivo surgió como un experimento en Rusia. En esencia, es un smartphone con dos pantallas, una en el frontal, y otra en la parte trasera. Y tranquilos, no es ningún esperpento. La trasera sería igual aunque no tuviera pantalla, ya que incluye su altavoz y su cámara. Si lo miramos apagado, es como cualquier smartphone por delante y por detrás. En cambio, cuando lo encendemos, la cosa cambia. La pantalla principal no tiene sorpresas. Pero la zona trasera esconde una pantalla de tinta electrónica. Una pantalla en la que se nos mostrará de forma normal detalles como el tiempo que hace, la hora, las notificaciones, los correos electrónicos, etc.

Como sabréis, la tinta electrónica no consume prácticamente energía. Cada celda de una pantalla de tinta electrónica puede estar en dos estados diferentes, clara u oscura. Lo único que consume energía es cambiar de un estado al otro. Imaginemos que en la pantalla trasera se muestra el tiempo, la hora, las notificaciones y los correos electrónicos. La pantalla solo tiene que utilizar energía cuando quiera cambiar el minuto, cuando tenga que cambiar el número de notificaciones pendientes, o cuando recibamos un correo electrónico. ¿Y cuánta energía gastaría? Tan solo la de las celdas que tengan que cambiar, y sería instantáneo, por lo que estaríamos hablando de una pantalla que podría estar activa días y más días sin ningún problema.

¿Por qué la pantalla trasera del YotaPhone es tan importante? Porque muchas de las acciones que llevamos a cabo con el móvil no requieren que hagamos un uso intenso del mismo. En un móvil normal, para ver la hora que es, tenemos que encender la pantalla. Una pantalla de alta definición de más de cuatro pulgadas en muchos casos. Obviamente, estamos gastando mucha más energía de la necesaria. Si queremos ver qué correos electrónicos hemos recibido, tenemos que encender, desbloquear la pantalla, con lo que ya estamos generando una animación, deslizar la barra de notificaciones, y abrir los susodichos correos. Una vez descubrimos que son de publicidad, los cerramos y volvemos a bloquear pantalla. Estas acciones las repetimos muchas veces a lo largo del día.

Supongamos ahora que tenemos una pantalla de tinta electrónica que nos muestra el tiempo que hace, la hora que es, las notificaciones que tenemos, y los últimos tres correos. Esta pantalla siempre está activa, dado que no consume prácticamente energía, y no tenemos que hacer más que coger el smartphone y darle la vuelta para ver toda esta información. Tan solo consumimos energía cuando de verdad tenemos que aprovechar una función del móvil, como podría ser escribir un correo electrónico, o hacer una llamada, pero no cuando solo son tareas de consulta.

YotaPhone

El YotaPhone busca reducir al máximo el consumo de batería con acciones que podrían hacerse gastando menos. Sin embargo, todavía es un prototipo en lo que a software se refiere. Su lanzamiento está programado para el cuarto trimestre de este año, y aunque lo más probable es que el dispositivo en sí mismo no se convierta en un producto de éxito, no sería nada raro que grandes compañías le dieran relevancia y acabaran adaptando una pantalla informativa de tinta electrónica en la parte trasera de sus smartphones.

Un sistema de control diferente

Por si esto fuera poco, aunque el YotaPhone utiliza Android como sistema operativo, lleva un sistema de control diferente al que suelen tener todos los dispositivos con el sistema de Google. No lleva los tres botones, sino una zona táctil donde podemos realizar los gestos deseados. Si deslizamos el dedo de derecha a izquierda, será como si pulsáramos el botón de ir Atrás. Si deslizamos de izquierda a derecha, será como si pulsáramos el botón Home, mientras que si mantenemos el dedo pulsado en la zona táctil, será como pulsar en el botón de Menú. Si deslizamos dos dedos en la pantalla de arriba a abajo, haremos que una copia exacta de la pantalla se muestra en la pantalla trasera.

El SDK se lanzará junto al móvil

La compañía que lo ha creado, Yota Devices, ha afirmado que lanzará su plataforma de desarrollo para la pantalla trasera cuando salga el dispositivo. De este modo, los desarrolladores podrán sacarle partido a la pantalla de tinta electrónica. Se puede conseguir que esta actúe como espejo de la frontal, de tal manera que tanto por la parte de delante como por la de detrás se muestre lo mismo, aunque por delante sea en color en un panel LCD y por detrás sea con tinta electrónica. Además, la cámara, por ejemplo, muestra un mensaje de “Smile for the camera”, que significa, “Sonríe a la cámara”. Son solo ejemplos de todo lo que los desarrolladores podrán hacer con esta pantalla extra.


Noticias relacionadas

Comentarios

3 comentarios
  1. kornival korn 12 Ene, 13 13:10

    Lo de ver lo mismo en ambas pantallas lo veo una tontería, sería preferible ( a mi parecer) que en la de tinta electronica se vieran documentos, mensajería y aplicaciones que no exijan color alguno. Un muy buen inventillo este.

    0
  2. Master 25 Ene, 13 1:27

    Muy impresionante …muy impresionante

    0
  3. Master 25 Ene, 13 1:29

    Para kornival korn quien esta hablando de que tiene que ser lo mismo en ambas pantallas lo principal de este celu es que no consume energia!!……lee un poco más!!

    0