El juego Galaga, con una versión especial, llega a Android

Escrito por
Juegos
0

Hay juegos clásicos y otros que rozan casi lo legendario… y Galaga es de los segundos. Este “matamarcianos” es todo un icono para los jugadores de todo el mundo, en especial los que ya tienen unos pocos años, y por lo tanto el poder conseguirlo en Android es toda una noticia que más de uno aprovechará.

El juego es tan sumamente sencillo en su concepción que se resume en lo siguiente: se deben matar a todos los alienígenas que aparecen por la parte superior de la pantalla con tu nave… sin que te impacte ninguno de sus disparos no ellos mismos. Así de simple es este juego de desplazamiento vertical… y de complicado, ya que su dificultad va aumentando según se van superando los diferentes niveles. Vamos, un “matamarcianos” de pura cepa.

Sin grandes alardes, pero con la misma adicción           

Pues sí, la clave de Galaga es la adicción. Una vez que se comienza a jugar casi no se puede parar. Primero se intenta mejorar la habilidad al disparar… luego al maniobrar y, cuando uno se quiere dar cuenta, se llevan casi cientos de partidas y no se quiere dejar de jugar. Así es Galaga.

Galaga-1 Galaga-2

Estéticamente ha mejorado un poco respecto a sus antecesores, ya que los gráficos se aprecian algo mejores. En lo que se refiere al sonido, se mantiene la banda sonora original, lo que resulta todo un acierto y que es totalmente identificable. El manejo de la nave es bueno, aunque bien es cierto que requiere un tiempo de aprendizaje ya que consta de un “stick” en pantalla que es necesario controlar.

En este clásico de los años 80, que llega con 25 niveles, hay un detalle que es totalmente diferente y que así se justifica la versión especial: las animaciones, son novedosas y de calidad, por lo que aquellos que disfrutaron del clásico en su momento se encontrarán con agradables sorpresas.

El juego gratuito se puede descargar en este enlace de Google Play. Se necesita tener Android 2.0 o superior  y 35 MB de espacio disponible para poder disfrutar de la versión 1.0.6 de Galaga. Es sencillo, es cierto, pero resulta tan adictivo como desde el primer momento que se puso en el mercado.