Así es Exynos 5 octa, el motor del Samsung Galaxy S4 (vídeo)

| | Comentar »

El nuevo teléfono Samsung Galaxy S4 es el primero que lleva un procesador de ocho núcleos, el Exynos 5 octa (que los fabrica la propia compañía coreana). Por lo tanto es uno de los grandes atractivos del nuevo dispositivo que está pensado y fabricado para reinar en el mercado de los teléfonos con sistema operativo Android.

Este SoC, que fue presentado en la feria CES de Las Vegas como ya te indicamos en Android Ayuda, utiliza la arquitectura ARM big.LITTLE, por lo que lleva dos juegos de cuatro núcleos, uno Cortex-A7 y otro Cortex-A15, que se utilizan según sean las necesidades en cada momento (el primero para las menos exigentes y, el segundo, para dar el máximo). No se pueden emplear a la vez los ocho núcleos y, según ha indicado la propia Samsung, el uso de esta tecnología permite ahorrar batería evitando que la máxima potencia se utilice en aplicaciones que no la demandan.

Aquí os dejamos un vídeo en el que se puede comprobar cómo funciona el nuevo Exynos 5 octa que incluye el Samsung Galaxy S4.

Imagen de previsualización de YouTube

Procesadores, una evolución constante

Y esto se puede comprobar en el avance de la familia Exynos, que comenzó con modelos con una tecnología de fabricación de 90 nm y ahora utiliza 28 nm. Esto tiene como resultado que los procesos se ejecutan con una mayor eficiencia y velocidad y, además, con una disipación mucho mejor. Además, el nuevo procesador que incluye el Exynos 5 octa incluye tecnología HKMG, por lo que es capaz de ahorrar hasta un 70% de energía. Aquí os dejamos otro vídeo para conocer la eficiencia que ofrece este nuevo SoC.

Imagen de previsualización de YouTube

En definitiva, uno de los grandes añadidos del nuevo Samsung Galaxy S4 es su nuevo procesador que, además de las diferentes funcionalidades que ofrece este nuevo terminal, con él es capaz de ofrecer un buen rendimiento en todo tipo de aplicaciones y, además, consumiendo mucha menos energía. Una inclusión y desarrollo totalmente diferencial, sin duda alguna… ahora las pruebas de rendimiento dictarán sentencia.

Deja un comentario

Sin comentarios