Google Play retira 60.000 aplicaciones de la tienda

Escrito por
Google
1

Google Play, la tienda de aplicaciones para dispositivos móviles y tablets Android, ha retirado 60.000 aplicaciones de las que tenía disponibles. Todo por ser aplicaciones de mala calidad. Esto supone un paso adelante para la tienda de apps, que empieza a filtrar las aplicaciones que tiene, con el objetivo de mejorar la calidad de las mismas, algo que era muy criticado, sobre todo por parte de los usuarios de dispositivos iOS.

La cantidad de aplicaciones retiradas es grandísima, acercándose a un 10% de la totalidad de las apps que se encuentran en este momento en Google Play. Esto supone una reducción de la cantidad de aplicaciones, pero aun así sigue siendo una gran mejora, pues el porcentaje de aplicaciones de alta calidad es mayor, y las posibilidades de encontrarnos con una aplicación son mucho menores.

La aplicaciones han sido retiradas por diversos motivos, como por contener virus o malware entre su código, por tener un funcionamiento inútil, por ser SPAM, por violar derechos de copyright, así como por contener un código mal escrito.

20130409-182504.jpg

Y de todos estos, es destacable el problema del SPAM, que parece ser uno de los más graves entre las aplicaciones para Android. Entre las pautas que debe seguir una aplicación para que no sea considerada SPAM nos encontramos con que no debe repetir un contenido al de otra aplicación muy semejante; no debe contener etiquetas cuyo único objetivo es el de manipular el ranking de la aplicación en Google Play; no debe incitar al usuario repetidas veces a que evalúe de forma positiva la aplicación; no debe ser enviada a Google Play por parte de un sistema automático de creación de aplicaciones; no debe tener como primera funcionalidad la de dirigir a un contenido afiliado, salvo que sea el del propio creador de la app; ni debe, como es obvio, enviar SMS, mensaje, o llamadas, sin el consentimiento expreso del usuario.

Si una aplicación no cumple estas condiciones podemos aprovecharla y denunciarla a Google Play, ahora que parece que se están tomando más en serio lo de supervisar las aplicaciones que se encuentran en su tienda.