El Galaxy S4 ya se ha desensamblado, y será fácilmente reparable

Escrito por
Samsung
0

El buque insignia de Samsung que tanto siguen esperando, aún no ha llegado a las tiendas y, sin embargo, ya se ha desensamblado para permitirnos ver su acabado interior. Aunque los desmontajes más famosos son los de los chicos de iFixit, esta vez han sido los chicos de TechnoBuffalo los privilegiados que ya tenían un Galaxy S4 entre sus manos y han tenido el valor de desensamblarlo sin miedo para que nosotros le podamos mirar las entrañas. La conclusión importante a la que han llegado es que el terminal es muy fácil de desmontar, por lo que también será fácilmente reparable.

Este es un punto muy a favor a la hora de plantearnos adquirir un nuevo smartphone, y es que aunque en un principio contamos con que no vamos a necesitar realizar reparaciones por nuestra cuenta fuera de garantía, muchas veces, y a nuestro pesar, nos vemos despedazando a nuestro pobre Android por nuestra cuenta para cambiarle la pantalla por nosotros mismos, (o cualquier otra pieza que necesite reparación). Y es por esto que la valoración de un tercero sobre la facilidad del desensamblado es un aspecto que muchos posibles clientes tendrán en cuenta.

La versión del Galaxy S4 que se ha abierto es la Qualcomm Snapdragon 600, algo que realmente no importa mucho cuando se trata de desmontarlo. Según el informe de los chicos de Technobuffalo, el Galaxy S4 cuenta con una alta resistencia en los componentes internos, y tras retirar los nueve tornillos que sujetan la estructura, tan sólo necesitaremos hacer un poco de palanca para separar la parte delantera del teléfono, de la trasera.

El punto más importante es que el Samsung Galaxy S4 es, según parece, “increíblemente fácil de reparar” por el hecho de que varias piezas del teléfono podrán sustituirse fácilmente, entre ellas mencionan el slot de la tarjeta microSD, el slot de la SIM, el puerto de carga microUSB, el módulo de la cámara, y otros. Sí se presenta, sin embargo, un problema grande a la hora de la reparación, y viene dado por la pantalla Gorilla Glass. Si este tipo de pantalla se rompe, la sustitución de este tipo de cristal ronda los 150-200 euros.

Comparándolo con otros grandes de este año, se sabe, por ejemplo, que el HTC One es muy complicado de desensamblar, por lo que su reparación será costosa. De hecho, según la persona que ha realizado este desmontaje,”el nuevo Samsung Galaxy S4 es uno de los smartphones más reparables“. En la Web de Technobuffalo podéis ver el vídeo del desmontaje.