Las Google Glass no legarán hasta el 2014, según Eric Schmidt

Escrito por
Android
0

Uno de los proyectos más innovadores que se han presentado en los últimos tiempos en el mundo de la tecnología son las denominadas Google Glass. Pues bien, según se ha podido conocer este dispositivo no estará disponible para todos los públicos hasta primeros o mediados del año 2014.

Así lo ha confirmado Eric Schmidt, uno de los grandes directivos de Google en una entrevista en Radio 4 de la BBC. Por lo tanto, aquellos que estaban deseosos de poder “hincarle el diente” a este nuevo producto que promete ofrecer una experiencia totalmente diferente a las conocidas en la actualidad para estar conectado, tendrán que esperar un poco más de lo que se pensaba (las previsiones indicaban que su llegada se produciría a finales del 2013).

Por lo tanto, el poder disfrutar de las posibilidades de Google Glass, como por ejemplo estar conectado o ver la información que se necesite en forma de proyección, está costando conseguirlo más de lo esperado. Por cierto, hace muy poco tiempo Larry Page, otro de los pesos pesas de la compañía de Mountain View, confirmó que el sistema operativo que utilizará este dispositivo será Android.

Sergey Brin con Google Glass

Lo que se conoce de Google Glass

Aunque no se conocen grandes detalles del nuevo dispositivo desarrollado por Google, algunos sí que parecen estar claros. Por ejemplo, la resolución máxima será de 640 x 360, tendrá 16 GB de capacidad de almacenamiento, puerto USB y una cámara de 5 megapíxeles (720p). Por lo tanto, sí que parece que el hardware será, cando menos, solvente. Eso sí, la usabilidad es al gran caballo de batalla de este producto, y en su momento será cuando se compruebe si es lo suficientemente buena.

En definitiva, un pequeño retraso para la llega de Google Glass, que permitirá que los rumores sigan produciéndose. Lo que no ha indicado Schmidt son las razones por la que la llegada de este dispositivo se “retrasa” un poco… y si en ello ha influido que en algunos lugares, como por ejemplo Las Vegas, ya han anunciado que su uso estará prohibido.