Convierte el HTC One o el Samsung Galaxy S4 en tu mando a distancia

Escrito por
HTC
0

El estándar de conectividad IR, más conocido por infrarrojos, se ha utilizado para distintas utilidades en diversos productos electrónicos desde la década de los 80s. A finales de los 90s comenzó a integrarse también en PDAs y teléfonos móviles con el fin enviar y recibir datos entre dispositivos, pero la vida de los infrarrojos en la telefonía móvil duró lo que tardó en llegar la tecnología Bluetooth, aportando una conexión menos limitada y mucho más rápida. 

Así pues, la era de los smartphones ya había olvidado lo que era el sensor infrarrojos, hasta ahora. Porque este año algunas firmas han incluido nuevamente el sensor de antaño nada menos que en sus buques insignia, pero no con el fin de transferir archivos, pues sería un atraso, sino con el objetivo de que los utilicemos como dispositivos de control sobre otros aparatos, es decir, como mando a distancia de nuestro televisor, reproductor de DVD, videoconsola, decodificadores, o cualquier dispositivo que tenga sensor infrarrojos para ser controlado.

Es el caso del HTC One y el Samsung Galaxy S4, que llegan al año 2013 con sensor de infrarrojos. En un vídeo introducido por PocketNow podemos ver como estos chicos consiguen controlar sus televisores utilizando cada uno de los dos modelos de smartphones. Como es evidente, necesitaremos una aplicación para tal fin, y como las firmas hoy en día están en todo, cada una de ellas han incluido una aplicación nativa en su buque insignia para controlar dispositivos externos apuntando con el móvil directamente a estos. Podéis comprobar su funcionamiento en el vídeo.

Cada una de las aplicaciones nativas que convertirán a estos teléfonos referencia de este año en mando a distancia son WatchON, por parte de Samsung para el Galaxy S4 y TV, por parte de HTC para su HTC One. Deberíamos encontrar dichas aplicaciones instaladas de manera nativa en estos teléfonos. Si por lo que fuera ya no dispusiéramos de ellas en el sistema, podemos recurrir a su descarga en las páginas oficiales de cada fabricante.