Ouya retrasa su lanzamiento hasta el 25 de junio y recuerda su carácter open-console

Escrito por
Android
0

Ouya fue un negocio inteligente lanzándose al mercado de las plataformas basadas en Android con la primera propuesta en la historia del sistema operativo que se diseñaría en forma de videoconsola. Esta propuesta triunfó con una fuerte iniciativa de financiación a través de Kickstarter, mediante la cual consiguieron nada menos que 8 millones y medio de dólares. La fecha de lanzamiento del dispositivo marcaba el 4 de junio, pero finalmente se retrasa hasta el 25 del mismo mes.

Ahora, según se acerca el lanzamiento comercial de Ouya que se suponía para el día 4 de junio, sus fabricantes nos van dejando, poquito a poquito, y cada vez más, nuevas informaciones relevantes como la publicada a día de hoy que confirma que el lanzamiento de la Ouya se retrasa hasta el día 25 de junio.

Ouya

Algunos de aquellos que participaron en el proyecto de financiación de Kickstarter un año atrás para ser los primeros en disfrutar de la primera videoconsola Android, ya recibieron sus unidades prometidas el pasado mes de marzo. El resto de los participantes recibirán su consola a finales de mayo, y los demás que quieran hacerse con una pero que no entraron en el proyecto de financiación online, tendrán que esperar pues, hasta el 25 de junio para el disfrute del nuevo dispositivo.

Además de los 86 millones y medio de dólares, Julie Uhrman, presidenta de OUYA, ha indicado hoy que cuentan con otros 15 millones de dólares que dedicarán a la distribución así como a aumentar su producción, así que gracias a las donaciones privadas podrán apoyar el trabajo de desarrolladores para generar, por ejemplo, juegos exclusivos a la videoconsola androide. La distribución, desde luego, no será barata, ya que tienen que cubrir pedidos por todo el mundo, en los cinco continentes, llegando a 110 países en total.

También recordó Uhrman el carácter open-console de la Ouya que tiene consecuencias positivas sobre sus usuarios; una de ellas es que la firma permitirá las modificaciones del sistema de la consola y además, invitará a los propios usuarios a que compartan sus logros. Por otra parte, la videoconsola se renovará cada año para mejorar características de hardware, pero no dejará de ser retrocompatible, algo que sería en un sinsentido en una consola cuyos juegos serán de carácter gratuito.