Una semana sustituyendo el smartphone por un tablet. Conclusiones (II)

Escrito por
Tablets
2

Las nuevas generaciones todavía no están preparadas para la era tablet, las antiguas sí. No obstante, un nuevo concepto cambiará radicalmente el mercado, para hacer que los smartphones acaben de desaparecer. Hablamos de los relojes y las gafas inteligentes. También es posible que al final no ocurra absolutamente nada de lo que estoy diciendo.

Esta es la segunda parte de un análisis final que comienza en este post. Si no has leído el anterior, es conveniente que lo hagas. Si no lo vas a hacer, acepto que es posible que comentes criticando un post que en realidad no se entiende bien sin haber leído el anterior. Por favor, léelo, y después critícalo, estoy seguro de que hay motivos para que lo hagas. Al menos, trata de que esos motivos por los cuales me criticas tengan sentido y tengan una base, así podremos debatir en la sección de comentarios.

Las nuevas generaciones son más “inteligentes”

No es que su coeficiente intelectual sea mayor, sino que simplemente son más “smarties”. Tuitean, monitorizan su actividad deportiva, utilizan una aplicación para encontrar el mejor lugar de tapas de la ciudad, tratan de pedir un taxi a través de Twitter. Esa gente es la que no podrá sobrevivir únicamente con un tablet. Si no fuera así, los smartphones ya habrían desaparecido, o al menos, habrían sido marginalizados a una minoría de las ventas. Estas generaciones no solo necesitan llevar una conexión a Internet siempre, sino que también necesitan un smartphone que pueda ir con ellos. De hecho, si pudieran llevar un microchip implantado en el cerebro sería ideal. Pues bien, para eso nacieron las Google Glass y los relojes inteligentes.

Google Glass

Los relojes y las gafas inteligentes matarán a los smartphones

Este es el tema que va a motivar más críticas. Sé que no va a ser cuestión de meses que las gafas inteligentes o los relojes inteligentes hagan que las ventas de smartphones entren en barrena. Pero sí creo que en un par de años todo habrá cambiado. Las nuevas generaciones de las que hablamos habrán adoptado unas gafas o un reloj inteligente, y esto es casi seguro. Es lo más parecido a un microchip cerebral, o a una rueda neural que hay actualmente. Un reloj como cualquier otro, que llevamos en la muñeca, con el cual comunicarnos, al que le podemos mandar que realice una llamada, o le podemos decir que tuitee. Un reloj que puede proyectar un teclado con el cual escribir, por si somos de esos que odiamos los sistema de reconocimiento de voz que tan mal funcionan en determinados casos.

Todo esto suena a futurista, suena a que no va a funcionar nunca, pero el nivel tecnológico ya lo permite, y mientras antes todavía había que avanzar muchísimo, ahora ya no. Ahora es el momento en que las Google Glass van a llegar al mercado y todo el mundo las va a poder comprar. Por 1.000 euros. ¿Y quién va a pagar 1.000 euros? No la mayoría, eso está claro. Básicamente, es como un viaje entre dos ciudades. Cuando estamos a mitad de camino y ya vemos las indicaciones y lo que resta hasta la ciudad destino, ya sabemos que es cuestión de tiempo que lleguemos, aunque todavía podrían ocurrir mil cosas que nos impidieran llegar. Esa era la situación de hace años, donde la tecnología iba a avanzando y cumpliendo lo que en el pasado aparecía únicamente en películas de ciencia ficción. Sin embargo, hoy en día hemos progresado en el camino. Ya no hay indicaciones a la ciudad, sino que vemos las luces de la misma, los monumentos se ven, e incluso empezamos a cruzarnos con las viviendas de la periferia. Podría aún ocurrir una catástrofe que dividiera la tierra en dos y no pudiéramos llegar a esa ciudad, pero en cualquier situación normal, sabemos que no solo es posible, sino que es totalmente probable. Pues eso es lo que ocurre actualmente. No solo es posible que lleguen los relojes inteligentes o las Google Glass, sino que es tan probable que lo extraño sería que ocurriera lo contrario.

En un par de años empezarán a ser mayoritarios los tablets y los “smarties”

Los relojes y las gafas inteligentes, los “smarties”, o solo uno de estos dos, acabarán siendo mayoritarios en cuestión de tiempo, en un par de año. Parece que las Google Glass llegarán al mercado hacia el comienzo del próximo año 2014. Si ahora, que han estado limitadas a una serie de personas, costaban 1.500 dólares, cuando lleguen a la venta serán, casi con toda probabilidad, más económicas. En cualquier caso, hablemos de unos 1.000 euros. ¿Cuánto tiempo tardarán compañías como Samsung, Huawei, Sony, o ZTE, en copiar las gafas? Supongamos que Apple lanza un reloj inteligente, ¿cuánto tardarán estas mismas compañías en lanzar otro? Digamos que un año más. Para ese tiempo, ya habremos visto unas segundas Google Glass, o un segundo reloj inteligente, que habrá bajado de precio hasta los 700, 800 ó 900 euros. El precio de los de Sony, Samsung, Huawei podría irse a los 500 ó 600 euros. Con poco, un terminal libre acaba costando algo cercano a eso. En dos años, empezarán a ser mayoritarios como lo fue el iPhone en su lanzamiento. Es tan simple como eso. Es una cuestión de tiempo.

Los tablets serán los dispositivos de trabajo, mientras que los relojes o gafas inteligentes serán los del día a día. Con las que tuitear, con las que hacer Check-In, y con las que monitorizar nuestras carreras de running o bicicleta. Todo es cuestión de tiempo. En cualquier caso, no deja de ser una opinión, y lo que yo creo. Podría ocurrir totalmente lo contrario.

¿Quién puede tener un tablet con 3G?

Volviendo al hoy, ¿quién puede tener un tablet con 3G?. Principalmente aquellos que no viven para tuitear, que no utilizan mucho Foursquare, que no acostumbran a ir por la calle con el smartphone. Todos esos pueden optar por un tablet con 3G. Es más, es muy probable que incluso sea mucha mejor opción que un smartphone en esos casos. Los que no estéis permanentemente conectados, podéis optar por el tablet. Este siempre tiene conexión a Internet si es 3G. Hablamos obviamente de los que realizan llamadas, por lo que podréis llamar, y no notaréis una diferente negativa, al contrario.

¿Quién no puede tener un tablet con 3G?

Desde mi punto de vista, y después de haber sustituido durante una semana mi smartphone por un tablet, nadie que sea como yo. Es decir, personas que tuitean mucho, personas que utilizan muchísimo su smartphone cuando salen a la calle, personas que utilizan Runtastic, etc. ¿Por qué? Porque al final el tablet no es tan cómodo como el smartphone, aunque tenga muchas otras ventajas. Si solo utilizáis vuestro smartphone, por ejemplo, para monitorizar vuestra actividad deportiva, entonces podéis optar por el tablet y solo utilizar el smartphone en esos casos.


Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. Juan 20 May, 13 13:37

    Quien realmente cree q un accesorio de Smartphones como esta simpática cámara de deporte extremo con funcionalidades de realidad aumentada (concepto creado por los smartphones), la verdad no entiende mucho ni de tecnología ni de usos prácticos.

    Un solo ejemplo.

    Para escribir con esta cosa, tendrás que hablar, cosa que hoy en día ya puedes hacer con un Smartphone…, la pregunta es:

    Cuando le hablamos realmente al móvil?

    La respuesta práctica es: Cuando no podemos usar nuestras manos.

    Cuando vamos manejando, o si vamos corriendo.

    Acaso queremos que en nuestro trabajo escuchen lo que queremos escribir en Facebook hablando?

    La respuesta, ten conducirá a la respuesta de que estos lentes, más allá de un uso específico, como cuando sales a hacer deporte u otra situación rara…

    En términos prácticos esta cámara de realidad aumentada jamás podrá arrebatar la penetración del gadget por excelencia…

    Pensar que un Smartwatch podrá hacerlo tb, es no haber entendido nada de nada….

    Para quienes realmente sabemos y entendemos la tecnología de acuerdo a su uso práctico, sabemos que estos lentes, cuando mucho podrán aspirar a
    Ser un súper accesorio de smartphones, pero bajo ningún punto de vista… Un reemplazados, y menos algo
    Que los hará desaparecer.

    Saludos

    0
    1. custodia 08 Jun, 13 9:06

      el futuro es hoy solo falta sacar todo lo que tienen preparado, para ver ra realidad de la nuevas tegnologias, es cuestion de meses, que den salida a muchas cosas , pero la pregunta es para quien y para que todo esto va a servir a un ciudadano cualquiera en la vida cotidiana y mas con el paro que tenemos y mas que abra en los proximos

      0