Los pedidos del Samsung Galaxy S4 se reducen a 6,5 millones

Escrito por
Samsung
0

El mercado es un mundo difícil de predecir, incluso para las grandes. Una cifra de previsión, aunque deba sentar sus bases en unas posibilidades reales, muchas veces puede ocurrir que durante el camino de pronto la previsión no se puede alcanzar en el tiempo establecido. No sabemos con certeza si esto es lo que le está ocurriendo a Samsung, pero según los últimos datos parece que el volumen de ventas del Galaxy S4 está reduciendo notablemente.

Parece ser que desde la semana pasada se están recogiendo indicios de que el Samsung Galaxy S4 no está respondiendo al volumen de ventas como Samsung quisiera en un principio. Estos datos se basan en la cantidad de componentes que encarga la compañía para su fabricación, y es que los últimos pedidos de componentes se han rebajado en un 50 %.

Exactamente, los datos de ETNews indican que en el mes de mayo Samsung encargaba componentes para la fabricación por valor de 12,2 millones de dólares, y sin embargo, para el mes de julio el pedido se ha reducido a 6,5 millones de dólares. La realidad es que Samsung venía recogiendo muy buenos datos de ventas de su buque insignia durante los primeros meses. El primer fin de semana se vendían nada menos que 4 millones de dispositivos, y en los 26 días consecutivos la firma enviaba 10 millones de unidades del Samsung Galaxy S4, un récord absoluto frente a la evolución de las ventas de los pasados buques insignia de la compañía.

Samsung

Claro que, como suele ocurrir, los mejores datos de ventas se recogen al principio ya que hay que responder a la demanda previa al lanzamiento, que con un buque insignia siempre es enorme. Así que ahora parece ser que toca la bajada de ventas del Galaxy S4 tras los mejores momentos de su vida, pues los pedidos mensuales del terminal también se están rebajando entre un 10 y 15 %.

Samsung Galaxy S3 podría retirarse manera anticipada

Además nos llama la atención otro dato, y es que frente a estos últimos datos que no son precisamente positivos para la firma, Samsung ha decidido darle al Samsung Galaxy S3, su anterior buque insignia, una jubilación anticipada para evitar que este le quite mercado a su hermano mayor, y es que lo cierto es que en rendimiento tampoco hay una gran diferencia entre uno y otro, pero sí la hay en el precio, por lo que muchos se decantan aún en adquirir la anterior versión del teléfono de Samsung.

Lo cierto es que una reducción de ventas de este tipo sigue la línea natural de ventas de cualquier buque insignia. El principio siempre es glorioso, pero los meses consecutivos tienden a rebajar mes a mes la cantidad de unidades vendidas, por lo que bajo nuestro punto de vista, las firmas deberían apuntar más abajo en cuanto a cifras de previsiones se refiere.