Intel desmiente la muerte de Tizen OS

Escrito por
Samsung
0

A mediados de la pasada semana saltaban todas las alarmas cuando el tuitero Eldar Murtazin daba por “casi muerto” al proyecto Tizen y al desarrollo del primer smartphone de Samsung equipado con dicho sistema operativo basado en Linux. Pues bien, tan sólo unos días después fuentes próximas a Intel se han apresurado a desmentir las afirmaciones de Murtazin a través de un comunicado.

Aunque no se trata de un comunicado oficial, todo parece indicar que la autoría del desmentido es bastante próxima a la compañía fundada en Mountain View. Aún así, el mensaje es claro y con él pretenden acallar todos los rumores acerca de un hipotético descalabro en el sistema operativo co-desarrollado junto a Samsung.

De este modo, Intel ha querido dejar claro que se encuentra “muy comprometido en el desarrollo de Tizen”, al que ven con el objetivo de “crear y hacer crecer un nuevo, abierto y flexible sistema operativo” que facilite su labor a los desarrolladores de todo el mundo.

En la misma línea han recordado como el proyecto Tizen ha recibido un gran apoyo a través de la asociación del mismo nombre, al mismo tiempo que han rememorado algunos de los hitos alcanzados a lo largo de 2013 como la publicación del código fuente de Tizen 2.1 o la reciente publicación de la versión 2.2 del Kit de Desarrollo de Software – SDK en inglés -, entre otros.

INTEL DESMIENTE LA MUERTE DE TIZEN OS

De confirmarse la autenticidad, quedaría patente el compromiso de Intel en Tizen y su apuesta por continuar adelante con el proyecto. Por su parte, Samsung también parece dispuesta a seguir confiando en el futuro de un sistema operativo llamado a competir con realidades como iOS, Android y Firefox OS. Como ejemplo de ello cabe destacar la publicación de una nueva versión del SDK o el comienzo de un concurso en el que se desafía a los participantes a desarrollar la mejor aplicación para Tizen, con un premio de cuatro millones de dólares.

Mientras tanto, cabe esperar la aparición de un comunicado oficial de la compañía surcoreana sumándose al desmentido de la hipotética muerte del sistema operativo, a imagen y semejanza del realizado por Intel.

Las primeras informaciones relativas a la entrada de Tizen en un posible punto muerto surgieron poco después de que Samsung anunciase un retraso en el lanzamiento de su primer smartphone equipado con dicho sistema operativo. A pesar de que la firma afincada en Seúl achacó el cambio de fecha al mes de octubre a su intención de mejorar la cantidad y calidad de las aplicaciones disponibles, así como para pulir la tienda online, las reacciones no se hicieron esperar y desde diferentes puntos de la scene tecnológica no se tardó en dar por muerto el proyecto Tizen. Un proyecto que, a tenor de lo afirmado por Intel, parece seguir adelante y en plena forma.