Google Play ya vende más que PS Vita, Nintendo DS, 3DS y PSP

Escrito por
Juegos
0

Recuerdo perfectamente la edad dorada de las videoconsolas portátiles. En aquella época en la que la PSP era capaz de plantar cara a la PlayStation 2, y la jugabilidad de un Nintendo DS era capaz de aplastar la complejidad de las videoconsolas de sobremesa. Pero todavía se va a recordar más cómo los móviles han matado a las videoconsolas portátiles. Google Play ya vende más juegos que PS Vita, PSP, Nintendo DS y 3DS.

No sorprende, pues iOS consiguió vender muchos más juegos que las videoconsolas portátiles hace tiempo. Sin embargo, lo que sí sorprende más es que ya se vendan más videojuegos para Android que los que se venden para las plataformas de videojuegos portátiles especializadas. Con estas, nos referimos principalmente a PSP, PS Vita, Nintendo DS y Nintendo 3DS. Estas videoconsolas están destinadas a desaparecer. Al principio, al menos contaban con pantallas mejores que las de los smartphones. Pero eso ha cambiado con los tablets, tales como el Nexus 7, prácticamente optimizados para jugar a videojuegos.

Se ha convertido en una constante

Y no es que hablemos de un momento puntual, es que ya es constante. Las videoconsolas portátiles están cayendo y no parecen ser capaces de volver a mejorar sus cifras de ventas. Justo al contrario nos encontramos a iOS y Android, que siguen consiguiendo más ventas cada trimestre. De hecho, el primer trimestre de este año 2013 todavía vendían más juegos las videoconsolas portátiles que los desarrolladores para Android. Pero esto se ha acabado.

Google Play videojuegos

¿Quién dijo piratería?

Lo mejor de todo es que el éxito de los videojuegos en Google Play es una clara muestra de que la piratería no era el problema de la industria de los videojuegos, al igual que no lo es en el caso de muchas de las industrias multimedias. Los usuarios exigían videojuegos más baratos, y las compañías solo vendían videojuegos más caros, amparándose en las pérdidas producidas por culpa de la piratería, utilizando sistemas antipiratería que, al fin y al cabo, encarecían el precio de los títulos.

Al final, lo que nos encontramos es que la gente compra una mayor cantidad de videojuegos que son mucho más fáciles de piratear que lo videojuegos para videoconsolas portátiles, que están disponibles para una mayor cantidad de personas, que tienen peor calidad, y que no requieren de tanto tiempo de desarrollo. Instalar un videojuego sin pagar en Android es realmente sencillo, teniendo incluso tiendas de descarga de videojuegos de pago de manera gratuita. Más sencillo imposible. Y aun así, se compran más juegos que para las videoconsolas portátiles. Todo esto sin hablar del propio coste de las videoconsolas, que no son imprescindibles, como sí ocurre con los smartphones. Y olvidando el éxito de los juegos free-to-play con compras in-app, donde cada uno acaba eligiendo lo que quiere gastar en el juego, un modelo que cada vez se adopta para más videojuegos.

iOS todavía está muy lejos de Android

No obstante, aunque el crecimiento de la venta de videojuegos para Android ha sido capaz de superar a la de videojuegos para todas las plataformas de videojuego portátiles especializadas durante el segundo trimestre de este año 2013, lo cierto es que todavía está lejos de iOS, quien domina la tabla, prácticamente consiguiendo el doble de ganancias que Android.

De hecho, si unimos las cifras conseguidas por iOS y por Android, considerándolas como plataformas móviles, y las comparamos con las plataformas de videojuego móviles, entonces vemos que iOS y Android consiguen incluso superar por triplicado a las ventas de videojuegos para PSP, PS Vita, Nintendo DSi, Nintendo DS y Nintendo 3DS.

Consola Ouya Android de color negro

Precio de las plataformas

Para colmo, el precio de las videoconsolas portátiles no es barato. Una Nintendo 3DS XL puede tener un precio más barato que un Nexus 7. La diferencia es que la pantalla de la videoconsola tiene una resolución de 800 por 240 píxeles, mientras que el Nexus 7 tiene una pantalla con una resolución de 1900 por 1200. Es cuatro veces más nítida. Y semejante situación es la de la PlayStation Vita, con un precio de 200 euros.

Con respecto a los videojuegos, ocurre lo mismo. Videojuegos de 30 euros para plataformas de videojuego portátiles, mientras que por cuatro o cinco euros conseguimos verdaderas obras de arte para Android o iOS.

Videoconsolas con Android

Pero esto, lo peor de todo es que las videoconsolas de sobremesa con Android podrían tener el mismo éxito. Tienen precios inferiores a los 100 euros, y es tan simple como conectarlas a la televisión. Si este modelo de videoconsola con Android no funciona, tampoco hay que darle importancia, pues el futuro podría ser otro, tales como utilizar una televisión como pantalla gigante, mientras jugamos desde nuestro smartphone. Con un accesorio de 20 ó 30 euros, podríamos convertir nuestro smartphone en un completo joystick de videojuegos. Todo es cuestión de tiempo, pero parece claro que mientras que las videoconsolas no avanzan, Android y iOS siguen progresando y desarrollando sus plataformas. Veremos lo que ocurre en cuestión de un par de años.