Si Apple no fabrica smartwatches, es que no van a triunfar ahora

Escrito por
Android
7

Los smartwatches no van a triunfar ahora. Probablemente estamos hablando de los dispositivos del futuro, del nuevo paradigma, pero lo que se va a lanzar ahora no son más que conceptos que todavía no han sido desarrollados. Samsung se va a adelantar y se va a equivocar. Estas son las cinco razones para no comprar un smartwatch.

1.- Un hardware sin base ninguna

En primer lugar, hay que destacar que el hardware que se va a utilizar para estos smartwatches podría no ser el adecuado. ¿Qué tamaño de pantalla es el perfecto? ¿Qué batería se debe utilizar para estos dispositivos? ¿Qué especificaciones tienen que tener para ser útiles conservando la autonomía de todo un día? Son muchas preguntas por responder, y solo hay dos maneras de responderla. Una de ellas es la de lanzar el dispositivo y esperar a ver cómo responder el mercado. Esta opción es más arriesgada y es más propia de Samsung. Ya lo ha hecho en el pasado, con mucho éxito en el caso del Samsung Galaxy Note, que ha sido la referencia de los gama alta actuales, y con un éxito pésimo en el caso del Samsung Galaxy Camera. Este último no ha triunfado, y no parece que lo vaya a hacer, pues se ha optado por un modelo más profesional en el caso del Samsung Galaxy NX. Con el Samsung Galaxy Gear va a ocurrir igual. La respuesta del mercado será la que determinará si es un completo éxito, o un completo fracaso que necesita de muchos cambios para que sea interesante. El otra opción es la de dedicar muchos meses a realizar pruebas con estos dispositivos, y a invertir mucho dinero en variantes, hasta que se encuentra el reloj inteligente perfecto. Esta estrategia es más propia de Apple, quien acertó con su sistema operativo, con su iPhone y con su iPad. Pero tiene sus inconvenientes. A veces es necesario lanzar un nuevo producto al mercado, y en ocasiones prima más el que el dispositivo esté en el mercado, que el hecho de que sea de la mejor calidad. Es lo que ha ocurrido con el último iPhone, tanto están tardando en lanzar una nueva generación, que al final se han estancado.

En cualquier caso, no hablamos de smartphones, sino de smartwatches, relojes inteligentes que nadie compra actualmente, y que nadie fabrica casi. En este caso, apresurarse será un error para Samsung, y solo la casualidad podría hacer que triunfara el Galaxy Gear. No hay componentes para relojes inteligentes, hay que crearlos, hay que diseñarlos. No parece que Samsung haya hecho esto, sino simplemente adaptar lo que existe en un primer reloj que solamente es un concepto, tal y como ha afirmado su CEO.

2.- La autonomía es nefasta

En segundo lugar, hay que destacar algo que hemos comentado anteriormente. La batería es determinante de cara al éxito de un reloj inteligente. Y no se puede lanzar si el reloj no va a tener una batería considerable. Apple lo sabe, y no lanzará un reloj si no es perfecto. Y perfecto no implica el que cuente con un sistema operativo o con otro. Perfecto en este caso implica simplemente que no tenga grandísimos errores, y la batería es un error gigante. Se rumorea que el Samsung Galaxy Gear tendría una autonomía de 10 horas. Que el smartphone tenga una batería que dure poco tiene un pase, pues lo podemos cargar, pero tener que quitarnos el reloj varias veces al día para cargarlo sí es un fastidio.

3.- El software no ha sido desarrollado

Seguro que muchos conocemos las Google Glass. La compañía de Mountain View está trabajando muchísimo, e invirtiendo muchísimo dinero en este producto. Sin embargo, lo cierto es que todavía no han conseguido crear unas gafas inteligentes preparadas para lanzar al mercado. Parece que el próximo 2014 podrían conseguir que estas estén a la venta. No obstante, hablaríamos de muchos años de desarrollo de software. En el caso del Samsung Galaxy Gear, por ejemplo, o del Sony Smartwatch 2, solo tenemos adaptaciones de sus versiones de Android para dispositivos con una pantalla más pequeña. Un reloj no es un smartphone, no puede utilizarse el mismo software simplemente. Las Google Glass son una clara prueba de ello, con la interfaz de comandos de voz que tendrían cuando fueran lanzadas. Un reloj sin un sistema de control bueno no es un reloj inteligente, es un smartphone pequeño con una correa.

4.- La compatibilidad no sería suficiente

De nada vale tener un reloj inteligente si este no va a ser compatible con los dispositivos que tengamos. Lo conectamos con nuestro smartphone, pero después no podemos conectarlo con nuestro iPad. O lo conectamos con nuestro Samsung, y ya no podemos comprar un terminal de Sony o de LG. En tal caso, que los relojes inteligentes no sean compatibles con todos los demás smartphones, sería como si un teléfono no pudiera llamar con la red telefónica de Vodafone u Orange.

5.- El impuesto del Early Adopter

Por último, nos encontramos con el impuesto de los Early Adopters. No es un impuesto real, no está establecido y no es oficial. Sin embargo, todos sabemos que los que compramos un dispositivo cuando aún está en una fase experimental, siempre acabamos pagando más de lo que paga alguien que lo compra cuando ya se ha convertido en un dispositivo estándar. Los reslojes inteligentes están actualmente en fase de pruebas, y podría no llegar a tener ningún éxito en su historia. Eso no quiere decir que no vayan a venderse, que sí lo harán, sino que los que compren los primeros modelos serán los que más dinero gastarán en estos. Comprar ahora un smartwwatch es mucho más caro que comprarlo dentro de dos años, incluso aunque el de dentro de dos años sea de mayor calidad.


Continúa leyendo

Comentarios

7 comentarios
  1. droidragon 31 Ago, 13 1:28

    Que sabe Apple sobre un smartwatch, si Samsung le quito protagonismo y demostró qué un smartphone de mas de 5″ es lo que los usuarios queriamos. Apple vive de su pasado cuando jobs era el visionario. Hoy es Samsung y Google los que ponen las pautas. Apple no sabe como responder, a Samsung en cuánto a innovar se refiere. Solo hay que ver el iPhone 5. Es un desastre su diseño. Apple lucha entre su pasado, y no sabe como mirar hacía su futuro…

    0
    1. Juan 31 Ago, 13 12:18

      Los usuarios no querían un dispositivo de 5″ o mas. Samsung y demas marcas ha convencido a los usuarios de que esos tamaños son los que quieren y la gente ha ido cayendo. Pero desde luego no es un tamaño normal para un teléfono móvil. Nadie recuerda ya que hace algo mas de 5 años atrás la tendencia que nos vendían era cuanto mas pequeño mejor y el que tenía un móvil grande tenía un zapatofono y bastante gente lo miraba raro?.

      0
      1. andres 31 Ago, 13 12:49

        Pues estas perdido porque un movil mas pequeño de tamaño por ejemplo que un galaxy s3 no lo quiere nadie, bueno si perdon mi madre y mi abuela.

        0
  2. germaster 31 Ago, 13 1:58

    estoy totalmente de acuerdo con droidragon, quien marca la pauta hoy poy hoy es Samsung

    0
    1. Pablo Luna 31 Ago, 13 16:14

      Samsung y Android es un copia barata de todo lo que es un iphone con ios, android es inestable lleno de malware, su aplicación Kies es una basura no sincroniza nada y no recupera bien los smartphones, parece windows cuando se arruina pierdes todo y a instalar de 0. Si algun dia estos tipos llegaran a tener un iphones o ipad o mac sabran de lo que estoy hablando mientras pueden estar viviendo con la basura de android, samsung galaxy, xpedia, windows, etc.

      0
      1. Josué Rivera 01 Sep, 13 7:53

        Pablo Luna. Tu vives en el pasado y sueñas con un super iPhone que nunca llegara hahahaha…..

        0
  3. torco 31 Ago, 13 10:27

    APPLE , un desastre con el iphone 5?Jajajajajja

    0