Samsung espera vender tres millones de unidades del Galaxy Gear

Escrito por
Samsung
0

¿Cuán exitoso será el Samsung Galaxy Gear? La compañía surcoreana espera que consiga unos resultados realmente positivo. De cada diez unidades del Samsung Galaxy Note 3, espera que se vendan entre dos y tres unidades del Samsung Galaxy Gear. Es decir, que esperan obtener unas ventas de entre dos y tres millones del reloj inteligente.

Y estas cifras no son moco de pavo. Debemos tener en cuenta las expectativas que tiene la compañía con respecto al Samsung Galaxy Note 3, que no es el dispositivo estrella. Esperan que supere los diez millones de unidades vendidas en todo el mundo, por lo que habrá diez millones de personas que tendrán el nuevo smartphone de la compañía surcoreana. Y supuestamente, habrá otros dos o tres millones que tendrán un reloj inteligente. Probablemente, muchos de los que tengan el Galaxy Note 3 también tendrán el reloj que la compañía comercializará a final de mes.

El Galaxy Gear ya tiene más de una docena de aplicaciones disponibles

Vendidos como un pack

Y es que, además, el Samsung Galaxy Gear tendrá un precio especial si se compra en el mismo pack que el Samsung Galaxy Note 3. Aunque todavía no conocemos los precios que tendrán las distintas tiendas y operadoras que dispongan del smartphone y el reloj, por lo que se ha podido saber comprar el reloj junto al smartphone podría suponer una rebaja de hasta 100 euros. Aproximadamente, el precio del reloj pasaría a ser de 200 euros. No se venderá de manera separada por ese precio, pero es una buena forma de verlo de manera clara: todos los que compren el Samsung Galaxy Note 3, podrán comprar el Samsung Galaxy Gear por 200 euros, en lugar del precio de 300 euros que tendrá, casi con total probabilidad, en su llegada a España. Para tratarse de un reloj inteligente que llega como una novedad al mercado, son unas cifras realmente positivas, pues lo más normal con un dispositivo así, por muy bueno que sea, es que todavía necesite unos cuantos años para que todos los usuarios del mercado lo asimilen como algo normal, y no una novedad demasiado costosa.