Microsoft querría que HTC fabricara smartphones con Android y Windows

Escrito por
HTC
1

¿Qué ocurre cuando combinamos un sistema operativo que ha tenido poco éxito con el hardware de una compañía que pasa por su peor momento? Obviamente, el resultado podría no ser bueno. Ahora bien, si tenemos en cuenta que la compañía, HTC, a pesar de todo, fabrica smartphones de alta calidad, y que además de ese sistema operativo, podría llevar también Android, entonces las cosas cambian.

Y es que, eso es lo que podrían estar negociando actualmente representantes de la compañía de Redmond y de los taiwaneses. Ya sabemos que HTC fabricará nuevos smartphones que cuenten con el sistema operativo de los americanos, Windows Phone. Sin embargo, lo que parecía es que simplemente sería como hasta ahora, que llegarían algunos modelos con el software de Microsoft. No obstante, podría no ser así. Se habla de dos posibilidades que tendría mucho potencial. Una de ellas es la más destacable, y es un smartphone de alta gama con Dual Boot, que permitiría al usuario elegir el sistema operativo preferido cuando iniciara el smartphone. Es decir, llevaríamos Android y Windows Phone en el mismo terminal. Si un día queremos utilizar Android, podemos hacerlo, si otro día preferimos llevar Windows Phone, también. Esta opción, a nivel de marketing, sería la mejor, pues los usuarios podrían comprar un Windows Phone, sin el riesgo de que más tarde no les guste, pues también podrán llevar Android.

HTC logo

La segunda opción permitiría que el usuario eligiera entre Android y Windows Phone, pero solo en el momento en que compra el terminal. Esto ya sería un paso adelante, en cualquier caso, pues veríamos en el mercado los mismos smartphones con Windows Phone que con Android. A nivel de hardware serían iguales, pero podríamos elegir nuestro sistema operativo preferido. Así, se solventaría el problema de la ausencia de smartphones de gama alta en el mercado con Windows Phone, pues actualmente solo existían los Nokia. En cualquier caso, todavía habrá que esperar, porque Microsoft no es una compañía muy dispuesta a dejarse pisar por otros gigantes, y eso es exactamente lo que podría ocurrir si viéramos los dos sistemas operativos instalados en el mismo smartphone. Eso, o todo lo contrario.