Samsung no es la única que manipula los test benchmark

Escrito por
Android
0

Se ha convertido ya en algo común lo de que Samsung haya manipulado los smartphones para que obtengan mayor puntuaciones en los test benchmark. Sin embargo, aunque solo ellos han sido noticia recientemente, no son los únicos que aplican este tipo de medidas en los test benchmark. LG, HTC y Asus también lo hacen.

El caso Samsung

La protagonista de los últimos meses ha sido Samsung. Y es que, sus dos smartphones de mayor nivel, el Samsung Galaxy S4 y el Samsung Galaxy Note 3, estaban manipulados para que cuando se ejecutara una aplicación de benchmark, funcionaran a mayor rendimiento de lo que lo suelen hacer con una aplicación normal. En su momento Samsung dijo que en realidad, ese rendimiento se alcanzaba tanto con algunos videojuegos de alto nivel como con las aplicaciones de benchmarking del mercado. Sin embargo, lo cierto es que se ha podido comprobar que Samsung manipula de manera voluntaria el rendimiento de los smartphones con estas apps, pues al cambiar el nombre a la aplicación, el rendimiento del teléfono inteligente pasa a ser el mismo que con cualquier aplicación normal. No obstante, no hay que alarmarse, pues Samsung no es la única que realiza estas modificaciones en los teléfonos.

HTC, LG y Asus, también

Entre otras compañías que aplican este tipo de modificaciones con el objetivo de obtener mayores puntuaciones en los test, nos encontramos a su rival surcoreana, LG. El LG G2 es uno de los smartphones de gama alta del mercado, y es uno de los manipulados para obtener mayor puntuación en apps de benchmarking. Por parte de HTC, nos encontramos tanto el buque insignia como el smartphone de gama media, es decir, el HTC One y el HTC One Mini. Y por parte de Asus, tenemos el Padfone Infinity.

Es decir, que otras compañías que fabrican smartphones con Android también llevan a cabo estas medidas para manipular los resultados obtenidos después de realizar un test benchmark.

Trucos Android

Es un clásico

Pero no es algo que ocurra únicamente en el mundo de los teléfonos inteligentes. En realidad, el manipular un dispositivo electrónico para que obtenga puntuaciones más altas al realizar un test benchmark, es algo muy común, y un clásico. Hablamos de procesadores, discos duros, memorias, etc. Todos estos dispositivos pueden ser ejecutados a test benchmark, y su optimización para funcionar de manera muy activa durante la realización del test, es algo muy frecuente. Así, no debemos pensar que lo que Samsung ha hecho es algo extraño para que sus smartphones parezcan mejores. Simplemente, han hecho lo que ya se solía hacer en el sector.

¿Cuál es el problema?

En realidad, no debería ser un problema que se manipule un test benchmark de un smartphone. Al fin y al cabo, no pueden conseguir que el procesador rinda más allá de su potencial. Por tanto, los resultados no son ni más ni menos que lo que el conjunto de procesador, memoria RAM, y demás componentes, pueden llegar a rendir, solo que, a máximo rendimiento. No obstante, el problema viene cuando son solo unos los que utilizan estas manipulaciones y otros no, pues ya no tenemos una referencia justa que nos permita saber cuál es mejor en lo que a benchmarks se refiere. Ya no podemos fiarnos de las puntuaciones obtenidas por lo teléfonos inteligentes en los test. Si ya de por sí que un smartphone tuviera la mayor puntuación no aseguraba que fuera el mejor, ahora menos todavía.

Google no manipula los benchmark

Como dato curioso, y para finalizar, cabría remarcar que Google, la compañía de Mountain View, no manipula los smartphones ni los tablets para que obtengan puntuaciones mayores. El ejemplo lo tenemos en cuatro dispositivo. El Nexus 4, el Nexus 7, el Motorola Moto X y el Motorola RAZR i no utilizan ningún sistema de este tipo. Sirve para poco saberlo, salvo para estar al corriente de que los resultados de los smartphones y tablets de Google serán inferiores que los de otras compañías, al menos, según la referencia.


Noticias relacionadas

Comentarios

Sin comentarios