Samsung patenta su rival para las Google Glass

Escrito por
Samsung
0

Samsung es la compañía que más smartphones lanza al mercado cada año, llegando a doblar lo que lanzan la mayoría de las compañías. No es raro que haya lanzado un reloj inteligente, y que aun así se esté planteando lanzar unas gafas que rivalizarían con las Google Glass de los de Mountain View. Ya están patentadas, y estarían pensadas para hacer deporte.

Y obviamente, con hacer deporte no nos referimos a la natación, pues ya sabemos que todos salvo el Galaxy S4 Active de Samsung no son resistentes al agua. Sin embargo, la verdad es que la idea no es mala para deportes como el running, o aquellos en los que no puedan recibir las gafas un golpe y quedar rotas para siempre. Como se puede ver en la imagen que acompaña a este artículo, las gafas serían semejantes a las de Google, con la unidad de la pantalla y la cámara en un lateral de las mismas. Sin embargo, habría algunas diferencias. Por ejemplo, incluiría unos auriculares comunes, no como los de las Google Glass. Esto puede ser negativo o positivo, pues fabricar unas gafas que se adapten a todos los tipos de cabeza es imposible, y lo más probable es que, o bien son incómodas de llevar, o bien tienen que introducir muchas piezas móviles, haciendo las gafas más frágiles y, con el tiempo, más incómodas si se rompe alguna de estas piezas y ya no la podemos utilizar.

Samsung Glass

Por otro lado, no serían unas gafas independientes, sino que irían conectadas al smartphone, por medio del conector que incluyen en el lateral derecho. Este cable iría conectado al smartphone y, probablemente, la energía de las gafas provendría de ahí, pues no aparenta tener ningún tipo de batería. En cualquier caso, esto es solo especulación y el cable podría simplemente ser para la carga de la batería. Sin embargo, tampoco sería algo extraño que Samsung hubiera optado por incluir un cable que conecte las gafas al móvil. De momento, no hay ni una sola compañía que haya apostado por un dispositivo inteligente que no dependa de un smartphone, y parece que eso todavía va a llevar un tiempo.