Samsung ya puede comenzar a fabricar en masa las baterías curvas

Escrito por
Samsung
0

El Samsung Galaxy Round es un smartphone de alta calidad, pues sus especificaciones técnicas son muy semejantes a las del Galaxy Note 3, salvo por una excepción, y es que su batería es notablemente inferior a la del otro terminal de los surcoreanos. Mientras que el smartphone es curvo, la batería no. Ese problema se acabará, pues Samsung ya está preparada para fabricar en masa las baterías curvas.

El Samsung Galaxy Note 3 destaca por contar con una batería de alta capacidad, de 3.200 mAh. Esto hace que la autonomía del terminal sea muy buena y que podamos utilizarlo durante más de un día sin tener que cargarlo. El Samsung Galaxy Round es un smartphone muy parecido a este, pero lo cierto es que una de sus carencias es su batería, siendo de solo 2.800 mAh. El motivo de esta batería es claro. Mientras que el terminal es curvo, la batería no lo es. Esto obliga a ubicar la batería de una manera mucho más extendida en el terminal, pero siendo plana en cualquier caso. Si lo comparamos con su rival en el mercado, el LG G Flex, que sí lleva una batería curva de 3.500 mAh, es fácil deducir quién ha ganado la partida.

Primer vídeo del Samsung Galaxy Round mano a mano con el Galaxy Note 3

Sin embargo, la compañía surcoreana ya estaría preparada para fabricar sus nuevas baterías curvas en masa. Por ello, lo más probable es que el próximo smartphone que se lance siendo curvo, que podría ser el Galaxy S5 con total probabilidad, cuente con una de estas baterías. Un Samsung Galaxy S5 con memoria RAM de 3 GB, un procesador de ocho núcleos de alto rendimiento, una pantalla curva, y una batería de 3.500 mAh, también curva, podría ser un superventas en el mercado, y no sería nada raro que Samsung apostara por algo así. Sea como sea, parece que la apuesta de la compañía por las baterías curvas es real, y que el futuro del diseño de los terminales podría ser muy diferente.