El primer smartphone Samsung con Tizen OS se enfrenta a los benchmarks

Escrito por
Samsung
1

Hace tan sólo unas horas que os hemos informado de que el lanzamiento del primer dispositivo Samsung equipado con el sistema operativo Tizen no se trata de un smartphone, sino de una cámara de fotos bautizada como NX300M. Ante tal situación, es lógico que muchos os estéis preguntando si la compañía surcoreana ha terminado dando de lado el proyecto de sacar al mercado un teléfono móvil que ejecute el mencionado sistema operativo que pretende ser una alternativa más para los Android, iOS o Windows Phone como ya lo es Firefox OS. En respuesta a esas dudas tenemos que indicaros que no sólo no han abandonado el proyecto, sino que el smartphone Samsung equipado con Tizen ya se ha enfrentado a sus primeras pruebas de rendimiento.

El dispositivo que se las ha visto con los benchmarks es el Samsung GT-i8800, también conocido como ‘Redwood’, del que ya habíamos tenido noticias en Android Ayuda en otras ocasiones. El banco de pruebas al que se ha enfrentado el mencionado smartphone con Tizen OS es BrowserMark 2.0, en el que el GT-i8800 ha alcanzado una puntuación media de 2.828,29. Se trata de una dato muy a tener en cuenta si nos fijamos en que el Samsung Galaxy Note 3, equipado con el más potente Qualcomm Snapdragon 800, se quedó en los 3.041 puntos en las mismas pruebas de rendimiento.

El primer smartphone Samsung con Tizen OS se enfrenta a los benchmarks

El Samsung GT-i8800 un poco más de cerca

Las especificaciones conocidas de este primer teléfono Samsung equipado con Tizen OS no son nada del otro mundo. Por ejemplo, su procesador es el Exynos 4412 de cuatro núcleos ARM Cortex-A9 y GPU Mali-400 que ya equipase en su día el Samsung Galaxy S3 – del que en ningún momento decimos que sea malo, tan sólo que no pertenece a la última generación de chipsets -. Su resolución máxima es de 1.270 por 720 píxeles.

La razón de estas características poco llamativas puede tener una doble causa. Por un lado puede deberse a unas menores exigencias de hardware por parte de Tizen, que le permitirían funcionar de forma fluida en un dispositivo que no tenga por qué contar con las últimas novedades llegadas al mercado de la telefonía móvil para poder trabajar con un mínimo de soltura.

El primer smartphone Samsung con Tizen OS se enfrenta a los benchmarks

La otra hipótesis sería la de la existencia de un segundo smartphone Samsung con Tizen OS, el SM-Z9005 – aunque algunas fuentes llegan a afirmar que son el mismo terminal – del que ya os hemos hablado con anterioridad cuando se filtró desde la compañía surcoreana que estaría equipado con un procesador Qualcomm Snapdragon. En este caso y aún cuando compartiría la misma resolución de pantalla del i8800, podríamos conjeturar con la posibilidad de que se tratase de un dispositivo algo más potente que el que ha pasado por los benchmarks.

Quisiéramos destacar por último el hecho de que ni siquiera nos planteemos como posible causa la teoría de que Samsung no confíe en el futuro de Tizen y por eso lo ponga a prueba en un terminal de prestaciones poco espectaculares. Esta hipótesis la damos por descartada después de las múltiples ocasiones en las que la firma afincada en Seúl ha reiterado su apoyo al sistema operativo y después de que los desarrolladores de Tizen hayan anunciado que la versión 3.0 llegará en el primer trimestre de 2014 con importantes mejoras y novedades.El primer smartphone Samsung con Tizen OS se enfrenta a los benchmarksFuente: RightWare Vía: GSMarena