Sony SmartWig, la peluca inteligente en la que trabaja Sony

Escrito por
Sony
1

Aunque pueda parecer, no queremos reírnos de ninguna de las personas que sufre de alopecia que pueda estar leyendo este artículo. En realidad, Sony ha patentado un nuevo producto en el que actualmente estaría trabajando. Su nombre es Sony SmartWig, y básicamente, es una peluca inteligente. El arma definitiva contra el iWatch de Apple y las Google Glass.

Debo reconocer que nunca se me ocurrió que pudiera existir una peluca que fuera inteligente, pero parece que en el departamento creativo de Sony trabajan personas con mucha más cabeza que yo, y debe ser que con menos pelo. Sea como sea, la Sony SmartWig ha sido patentada. Según la compañía japonesa, este posible novedad que llegaría en un futuro “podría ser utilizada como un dispositivo tecnológicamente inteligente así como si fuera un complemento de moda”. De hecho, afirman que tiene varias ventajas en comparación con los dispositivos portátiles informáticos conocidos. Y es que, por ejemplo, aunque estemos utilizando este dispositivo, no tiene por qué ser visto, como sí ocurre con unas Google Glass, quedando oculto bajo la peluca. Como se puede ver en la imagen, el dispositivo que ejecuta las acciones no es visible para las demás personas.

Sony SmartWig

No obstante, puede ser capaz de ejecutar una gran cantidad de procesos. Por ejemplo, es ideal para mejorar la navegación por medio de GPS, así como medir la presión arterial. En un futuro, que sería cuando se fabricara y lanzara esta peluca, si es que en algún momento llega a lanzarse, podemos imaginar que las posibilidades del dispositivo serían mucho más avanzadas, tales como ser capaz de detectar pulsaciones nerviosas, que quizás nos permitirían controlar un dispositivo inteligente sin necesidad de tener que interactuar con él nada más que por medio de nuestro pensamiento. A efectos prácticos, no es algo tan complicado, y la tecnología actual ya nos permite realizar algo semejante, aunque a un nivel mucho más rudimentario.

En cualquier caso, Sony afirma que podría utilizarse tanto por parte de las personas que tienen pelo natural como por aquellas que usan peluca regularmente. De algún modo, tenemos la esperanza de que Sony al final decida no seguir adelante con este tipo de dispositivos, aunque nunca se sabe, quizá tengan la clave del futuro.