Sony SmartWatch 2, análisis a fondo del rival del Galaxy Gear

Escrito por
Sony
1

Puede que el 2014 sea el año de los relojes inteligentes, pero hay muchos usuarios que quieren comprar ya uno de los que hay disponibles en el mercado. Ya hablamos en su momento del Galaxy Gear, pero ahora es el turno del reloj de los japoneses, el Sony SmartWatch 2, que hemos podido probar y analizar en profundidad. Estas son nuestras conclusiones.

Es un reloj

Puede parecer extremadamente obvio comenzar hablando de esto, pero lo cierto es que hay que hacerlo. Un reloj vale para dar la hora, y esa debe ser la principal función de un reloj. Si tenemos un dispositivo al que llamamos SmartWatch, o reloj inteligente, y no da bien la hora, ya empezamos mal. Decimos esto porque, por ejemplo, el Galaxy Gear no está dando la hora en todo momento, pero el Sony SmartWatch 2 sí, gracias a una pantalla transflectiva de 1,6 pulgadas con una resolución de 220 por 176 píxeles, que hace que la luz solar se refleje para que se vea la hora. Así, normalmente la pantalla del reloj está mostrando la hora, aunque sin retroiluminación. Podemos ver qué hora es, sin que se gaste la batería. Pulsando el único botón físico con el que cuenta el reloj, que se encuentra en un lateral, encendemos la iluminación.

Poca personalización del reloj

Algo que no nos ha gustado tanto es que el reloj no tiene muchas opciones de personalización en lo que se refiere al aspecto de la hora. Disponemos solo de tres diseños para utilizar, a lo que hay que añadir algunas variaciones de estos. El Samsung Galaxy Gear, por ejemplo, permitía instalar una aplicación para cambiar el diseño del reloj, ofreciendo incluso un alto grado de personalización. Con un poco de trabajo, se podía conseguir algo parecido a algunas marcas conocidas fabricantes de relojes. En ese sentido, el Sony SmartWatch 2 está bastante limitado. Si eres un usuario habitual de reloj, asegúrate de que te gustan los diseños con los que cuenta, porque en el caso del reloj de Sony no se podrán cambiar.

Sony SmartWatch 2

Un buen diseño

Otra de las cosas que nos han gustado del Sony SmartWatch 2 es su diseño. Desde mi punto de vista, al menos, el reloj de Sony tiene un mejor diseño que el reloj de los surcoreanos. Es totalmente cuadrado, y encaja a la perfección con el diseño que venían utilizando los japoneses en sus terminales. Además, no resulta extremadamente llamativo, algo que es bastante bueno. A la vez, cuenta con la posibilidad de utilizar una variedad de correas muy amplia, en varios colores, una correa metálica, o incluso un par de correas de cuero, y todo por no hablar de que es compatible con cualquier correa que sea de la anchura del reloj, algo realmente importante y destacable, pues da libertad para que sea el usuario el que elija la correa que quiere.

Resistente al agua

Sin duda, nos ha encantado que sea resistente al agua. Casi en el momento en que me lo puse, fui a lavarme las manos para comer. Sin querer, se mojó el reloj. No pasaba nada, pues era resistente al agua. Sin embargo, el Samsung Galaxy Gear no lo es. Tratándose de un reloj que cuesta varios cientos de euros, no podemos permitirnos que no sea resistente al agua, y aunque el manual de Sony indica que no debe ser mojado, actualmente la compañía comunica de manera oficial que es resistente al agua. Probablemente no obtuvieron certificación estandarizada de esta resistencia hasta tiempo después, y por ello no lo comunicaron.

Sony SmartWatch 2

Resistente y bien fabricado, pero algo endeble

Es difícil de explicar este punto, porque parece totalmente contradictorio. nos encontramos con un reloj que parece bien fabricado, pero que luego tiene algunas carencias importantes. La caja del reloj está fabricada en aluminio, y cuenta con un cristal que parece ser resistente. No hemos hecho un crash test, pero Sony afirma que es resistente, algo importante porque un reloj siempre suele recibir golpes, por mucho que lo cuidemos. Sin embargo, aunque los materiales de fabricación son buenos, la tapa trasera es de plástico. En cualquier caso, no se ve, y lo que importa de verdad es que resista la entrada de agua. La correa, por su parte, también nos ha dejado algo descontentos. No porque no sea buena, sino porque parece que la fijación con la caja no es del todo robusta. Es más propia de un reloj barato que de lo que se puede esperar de un reloj de 200 euros. Y todo acabando con el botón físico de apagado y encendido, que no está fijo, sino que se queda suelto.

Un reloj para estar siempre conectado

El principal uso que he localizado en este reloj es que permite estar permanentemente conectado. Por ejemplo, podemos configurar nuestra cuenta de Twitter en el reloj de manera que aparezcan en pantalla los tweets de aquellos usuarios a los que seguimos que queremos, de manera que no nos perdemos ninguno de sus tweets. Es de una buena manera de estar conectado, y me he percatado de que contribuye a utilizar más Twitter. En el móvil no recibimos un aviso cada vez que un usuario publica un tweet. En el reloj sí, solo tenemos que mirar la pantalla, leer el tweet, y entonces decidir si queremos ignorarlo, retuitearlo, marcarlo como favorito, o ya enviarlo al móvil para poder escribir una respuesta desde allí o acceder a un enlace.

Sony SmartWatch 2

Una gran autonomía

Por otro lado, ha sido una gran sorpresa la autonomía y la batería del Sony SmartWatch 2. Cuando probamos el reloj de Samsung nos encontramos con que había que cargarlo todos los días. En este caso, puede llegar a durar hasta una semana si no lo usamos casi. Con un uso normal, es fácil llegar a los tres o cuatro días de autonomía. Y mostrándonos permanentemente la hora, que es para lo que sirve un reloj, al fin y al cabo.

No es inútil, pero quizá un poco caro

El reloj en sí mismo no es inútil. Tiene su utilidad, y puede llegar a ser interesante. El mayor problema que tiene es que su precio puede que no sea compensado por la utilidad del reloj. No obstante, para los que ya quieran un reloj, es una gran opción. No solo es más barato que el Galaxy Gear, costando oficialmente unos 200 euros, en comparación con los 300 euros del reloj de los surcoreanos; sino que además el reloj es compatible con los Android de todas las marcas mientras cuenten con Android 4.0 o posterior, y no solo con los de Sony.