La cámara magnética del Nexus 5 es compatible con objetivos

Escrito por
Google
1

El conseguir que los móviles lleguen a alcanzar un nivel fotográfico muy alto es algo que se persigue desde hace años, y con diferentes inventos y formatos. El último nos lo encontramos en el Nexus 5. La cámara de este terminal es magnética, por lo que permite adherir objetivos imantados para modificar la imagen que podemos capturar.

Es posible que algunos no hayáis reparado en este elemento del Nexus 5 que Google lanzó al mercado el pasado mes de octubre. La cámara del smartphone no parecía ser el mejor componente con el que contaba, siendo de ocho megapíxeles, cuando sus rivales en el mercado ya cuentan con cámaras de al menos 12 megapíxeles, e incluso 21 megapíxeles como es el caso del Sony Xperia Z1. Sin embargo, también sabemos que la cámara del Nexus 5 destaca por varias cosas. Por un lado, las fotografías que toma tampoco están nada mal para la diferencia de megapíxeles que existe, lo que confirma que más megapíxeles ya no es sinónimo de mayor calidad de manera estricta. Por otro lado, lo cierto es que la cámara del Nexus 5 incluye estabilización óptica de imagen, una característica que ayuda a que la imagen tomada tenga mayor calidad, y con la que no cuentan otros smartphones de alta gama del mercado.

20131205-175746.jpg

Sin embargo, a todo esto hay que sumarle todavía otra cosa más. Y es que el Nexus 5 cuenta con una cámara magnética. El aro de color negro que rodea a la cámara es en realidad un imán que puede ser utilizado para acoplar un objetivo a la cámara, y así modificar la imagen. Podría utilizarse para objetivos como ojos de pez, teleobjetivos, macro, etc.

No sabemos si Google tiene intención de lanzar objetivos para el smartphone que se puedan acoplar a este imán, o si simplemente lo ha hecho para que terceros fabricantes puedan lanzar estos objetivos, pero parece claro que se van dando pasos en el camino hasta conseguir que las fotografías de los smartphones puedan competir en el mercado profesional, aunque con sus propio limitaciones, claro está.