6 cuestiones que resolver antes de comprar un tablet

Escrito por
Tablets
0

Me he comprado un tablet hoy. Después de muchas semanas de meditación, he podido llegar a la tienda, elegirlo, y durante el proceso de pago, todavía he podido dudar incluso de si era ese el que quería o era otro. Por eso, si uno no quiere equivocarse, debe resolver cuestiones muy importantes antes de comprarlo.

Y no es una cuestión de elegir entre una opción u otra, sino de estar completamente seguro de por qué uno quiere optar por esa opción. Incluso así, uno dudará y se irá de la tienda sin saber si ha hecho la compra correcta, pero cuanto más se medite más seguro se estará de que la decisión es correcta. Ahora bien, ¿qué es lo que hay que pensar tanto antes de comprar un tablet? ¿Cuáles son las preguntas a las que hay que dar una respuesta muy clara? Nosotros lo hemos resumido todo en seis cuestiones de vital importancia.

1.- Elige el tamaño de pantalla

Antes era muy simple. Solo existía el iPad de Apple, y solo en 10 pulgadas. No había dudas, porque además se consideraba el único tamaño que existía en el mundo. Pero después surgieron los tablets de siete pulgadas, y más tarde los de ocho, y los de nueve pulgadas, ahora Samsung parece que quiere lanzar los de doce y trece pulgadas, aunque también se habla de uno de once pulgadas. Por otro lado, están los que son algo más pequeño, de poco más de seis pulgadas. Además de todas las fracciones de tamaños de pantalla que existen. Así, elegir el tamaño de pantalla es algo que tenemos que decidir. Yo me he decantado por las 10 pulgadas. Tenía dudas, sobre todo por el precio, que variaba mucho. Las especificaciones técnicas eran las mismas, pero al final he elegido el de 10 pulgadas porque lo utilizo para trabajar, y es mucho más útil en mi caso.

2.- ¿Con conectividad a Internet móvil o sin ella?

La segunda cuestión es complicada también. Antes la decisión también era fácil. Uno optaba por la versión WiFi, sin conexión de datos móviles. Sin embargo, eso era antes, cuando los tablets pesaban mucho más. Ahora los tablets pesan menos, los podemos llevar en una mochila sin casi notarlo, y el ir permanentemente conectado se ha convertido en algo esencial. Por otro lado, los tablets consumen una mayor cantidad de datos que los móviles, por lo que utilizar la red del móvil por medio del módem inalámbrico no es una opción si lo vamos a utilizar mucho en movilidad. En mi caso, he optado por una versión solo WiFi. Trabajo mucho desde casa, y cuando salgo, conecto con la red del móvil. Como tampoco gasto muchos datos del móvil, no hay ningún problema. Y la diferencia de precio era realmente notable. No solo es el gasto del tablet para tener la opción del 4G, sino también el pagar la cuota extra para tener Internet en el tablet.

3.- Elige una marca

A veces, podemos elegir un tablet simplemente por las características que tiene el mismo, sin pensar en la marca. Sin embargo, hay compañías que se caracterizan por ofrecer algunas opciones que otras no, y viceversa. Por ejemplo, un tablet Nexus se actualizará antes que cualquier otro, pero un tablet de Samsung comprado en la tienda de la ciudad que conocemos nos facilitará sustituirlo en caso de avería. Las marcas muy conocidas también nos ofrecerán más confianza si tenemos que ejecutar la garantía.

Tablets

4.- ¿Necesitas un tablet para trabajar?

Si quieres un tablet para trabajar, entonces tienes que tener en cuenta otros factores. Tienes que mirar las aplicaciones que vas a querer utilizar, y entonces, ver si están disponibles en el sistema operativo que vas a elegir. Comprar un tablet para trabajar y después no poder tener las apps que querías es algo realmente negativo. Y lo mismo se puede decir de las características técnicas. No es tan importante que sea el mejor del mercado, o que sea el más barato, como que cuente con las especificaciones técnicas necesarias para ser compatible con las apps que vas a utilizar.

5.- ¿Qué accesorios quieres?

Y lo mismo ocurre con los accesorios. Un diseñador podría estar muy interesado en utilizar uno de esos punteros de precisión que hay disponibles en el mercado, de los cuales algunos solo son compatibles con iPad. Por otro lado, podría ser más interesante comprar un Galaxy Note, pues tienen el S Pen incluido y una serie de funciones ya adaptada para el mismo.

6.- ¿Cuánto dinero vas a gastar?

Por último, debemos tener en cuenta el dinero que uno quiere gastar. Siempre que se realizan recomendaciones sobre cómo elegir un buen producto, se parte de una base, y es el dinero que uno puede gastar, y ese debe ser un dato que no se debe modificar. Se establece el gasto que uno quiere hacer, y un límite en caso de que uno quiera ampliarlo, y se queda en eso. Un gasto excesivo hará que la compra finalmente no sea rentable. Por ello, tener muy claro lo que se quiere gastar es vital para no pasar de los 200 euros a los 600 euros casi sin darnos cuenta.