Samsung y la asombrosa historia de cómo prueba (y destroza) sus productos

Escrito por
Samsung
3

“El olor a pólvora y plomo esperaba con calma su nuevo momento triunfal mientras los condenados eran inmovilizados y contemplaban cómo los últimos minutos de su vida se convertía en un repaso breve a lo que había sido este a lo largo de lo años”. Este podría ser el comienzo de una novela de ficción basada en el siglo XV. Pero en realidad, es un resumen de lo que ocurre a los productos de Samsung antes de llegar al mercado.

Por suerte, los smartphones de Samsung todavía no son tan inteligentes como para sentir dolor y sufrir ante la perspectiva de una muerte segura. Y es que, una compañía que vende 300 millones de smartphones al año se ve obligada a asegurarse de que estos terminales sean resistentes y capaces de aguantar los maltratos de millones de usuarios que dejan que estos caigan contra el suelo.

Quizá sea común entre los que compran smartphones de 600 euros procurar que estos no golpeen el suelo a lo largo de su vida. En el caso de Samsung, no son tan condescendientes con los terminales. Ellos los dejan caer contra placas de metal 300 veces. Así es como comprueban lo resistentes que son los teléfonos. A sabiendas de que no son terminales flexibles, utilizan dos piezas de metal para doblarlos y llegar a saber cuánto resisten. Pulsan los botones del smartphone más de 200.000 veces para asegurarse de que un usuario demasiado nervioso pueda comprar uno de sus smartphones sin miedo a que tenga que optar por los botones virtuales. E incluso, llegan a disparar a estos con pistolas electrocutadoras. Esto a priori no es demasiado útil para nosotros, aunque sí permite saber si en el testamento podemos indicar que en caso de muerte por electrocución, dejamos el smartphone a uno de nuevos familiares.

Samsung Galaxy Note 3

En cualquier caso, son solo algunos de los sistemas que utiliza Samsung para probar sus nuevos lanzamientos en un laboratorio secreto de Corea del Sur. Esta es una de las cosas que diferencia a Samsung de una compañía de bajo coste. Cuando compramos un Samsung Galaxy Note 3 podemos estar seguros de que se han realizado muchas pruebas en las cuales el terminal resistía un trato negativo voluntario. Nadie nos asegura que el smartphone no se vaya a romper con un golpe tonto, eso sí, pero tenemos muchas menos posibilidades de que esto ocurra con un smartphone fabricado por una compañía que cuenta con un laboratorio secreto de pruebas, que por una compañía que prácticamente no tiene la oportunidad de probar smartphones antes de venderlos.


Continúa leyendo

Comentarios

3 comentarios
  1. Chess 10 Dic, 13 23:46

    tanta prueba.. bueno seria importante q samsung haga d calidad los productos… primero xq hay casos q explotan las baterias o se incendian cargando otro dato q las baterias dl modelo s4 al sexto ya no rinden como antes..!!! hoy x hoy la competencia le pisa los talones y le supera.. un gran ejmplo tenemos a LG con su G2.!!

    0
  2. Martin 11 Dic, 13 11:21

    LG g2 competencia? No será para los consumidores, porque mira las ventas de ese terminal, completamente nefastas.

    0
  3. Fran 12 Dic, 13 1:12

    Tengo un s4; se me cayó de una altura como de mi rodilla al suelo, puse el pie y amortiguó, dió en el suelo.. y se me ha hecho un picotazo horrible, que ocupa de la banda metalizada hasta casi la pantalla… y por lo que he leido, no es un caso aislado. Así que no os dejéis engañar por artículos como este. Saludos.

    0