Leo Grand, de vivir en la calle a lanzar una aplicación para Android

Escrito por
Apps
0

La situación económica mundial en la que nos encontramos está arrojando historias que hacen a muchísima gente ver el triste panorama que viven algunas personas. Pero a veces también nos enseñan las grandes muestras de humanidad que ejercen quienes ayudan a los demás. El caso de Leo Grand es una de esas historias que parece imposible. No tiene casa, pero ha desarrollado una aplicación para Android.

Cualquier podría pensar que cuando hablamos de una persona que vive en la calle nos estamos refiriendo a alguien que directamente rechaza vivir en una casa. Pero lo cierto es que la mayor parte de las veces nadie elige vivir en la calle. Leo Grand en el año 2010 tenía un trabajo, en una empresa denominada MetLife, dedicada al mundo de los seguros. En el 2011 fue despedido de la empresa, como muchas personas que seguro conocemos. Sin embargo, en su caso, tuvo que acabar viviendo en la calle. Dos años después, hace tan solo unos meses, en agosto, Patrick McConlogue se encontró con él por la calle, y le hizo una oferta, una que podría haberle cambiado la semana o la vida entera. Una que demostró cuáles eran las prioridades de Leo Grand.

Patrick McConlogue es un chico de 23 años que acababa de graduarse como programador informático, y le hizo la oferta de su vida. Le dio a elegir entre 100 dólares en efectivo, o enseñarle a programar. Rara vez se da una limosna de 100 euros a alguien que vive en la calle, y lo más probable es que Leo Grand nunca hubiera recibido una limosna de ese tipo. Obviamente, hubiera sido una cantidad de dinero que habría cambiado por completo la siguiente semana, e incluso puede que el siguiente mes. Sin embargo, Leo Grand se decidió por la segunda opción, la de aprender a programar.

Leo Grand

De izquierda a derecha: Patrick, Leo y el jefe de Patrick.L

Patrick le compró lo necesario, lo que supuso un desembolso mayor que el de haberle dado los 100 dólares, pues le compró unos libros de programación y un ordenador portátil Chromebook, con Chrome OS. El precio de este portátil es muy económico, pero también es ciertamente superior a los 100 dólares. Durante 16 semanas, se reunieron todos los días laborables para que Patrick pudiera darle clases a Leo. Y sí, si sabéis contar, os habréis dado cuenta de que 16 semanas desde agosto nos deja precisamente en diciembre, el momento en que Leo Grand ha conseguido lanzar su propia aplicación.

Sin embargo, en el transcurso de todo ese tiempo, se ha encontrado con una de cal y una de arena. Muchas personas se enteraron de la historia de Leo, e incluso le ayudaron con donativos de ropa y otros artículos de primera necesidad. Sin embargo, en octubre fue arrestado por la policía, que lo había encontrado durmiendo en el banco de un parque al que no se podía acceder. Aunque lo liberaron, no le devolvieron ni el teléfono ni el Chromebook. Por suerte, el programa de televisión Today Show lo entrevistó, y aquello ayudó a que un ejecutivo de Google se enterara del caso de Leo y le regalara un nuevo Chromebook.

Noodle Education, la empresa en la que traba Patrick, le permitió a Leo trabajar en sus oficinas, e incluso le permitieron a Patrick trabajar la jornada completa con Leo durante cuatro semanas, para que pudieran pulir todos los detalles finales de la aplicación.

Ahora, Trees for Cars está ya disponible en Google Play y en la App Store por un precio de un dólar. La aplicación tiene el objetivo de reducir el uso de los coches, haciendo que los usuarios compartan vehículos. Uno puede subir a la aplicación el rumbo que va a seguir, y otros usuarios pueden llegar a un acuerdo con esa persona para compartir el vehículo. Incluso la aplicación nos da datos del CO2 que estamos ahorrando en cada caso.

Leo Grand, por su parte, sigue viviendo en la calle, pero tiene la esperanza de que las ventas de la aplicación le permitan en algún momento convertirse en un programador. No sería nada raro que alguna compañía decidiera contratarlo, bien ser por publicidad, o simplemente por caridad. Pero lo cierto es que lo más probable es que con la formación adecuada, Leo Grand pueda conseguir reconducir su vida y dar un giro completo a lo que ha sido durante los últimos dos años.