El Samsung Galaxy S5 Premium combinaría metal y plástico

Escrito por
Samsung
0

El Samsung Galaxy S5 va a comenzar a protagonizar las portadas digitales de los medios especializados. Su lanzamiento ya está muy próximo, y los datos que comienzan a llegar sobre él ahora sí que van a ser muy reales. De nuevo cobra fuerza la teoría de que el buque insignia llegaría en dos versiones, una más normal, y una más premium, que estaría fabricada con una combinación de metal y plástico.

No es la primera vez que oímos que el nuevo terminal podría llegar en dos versiones diferentes en lo que respecta al aspecto exterior. No sabemos si también existirán dos versiones en lo que se refiere a los componentes internos, pero como mínimo de lo que se habla es de que se utilizarían materiales de construcción diferentes para cada una de las dos versiones que se irían a lanzar al mercado. Estaríamos hablando de una versión más normal, que seguiría en la misma línea de los smartphones de gama alta que se han lanzado hasta ahora, fabricándose en plástico y con un precio más económico, y luego una versión premium, fabricada con materiales de mayor calidad.

Samsung Logo

En su momento incluso se había dicho que se podría utilizar un material semejante al diamante. Esta hipótesis es realmente extraña, pues hay pocos materiales semejantes al diamante que de verdad se puedan utilizar para fabricar un smartphone en masa que pueda comprar el gran público. Algo viable hubiera sido el que contara con cristal en el frontal y la carcasa trasera que fuera de zafiro, el segundo material más duro del mundo, justo por detrás del diamante. Sigue siendo un material costoso, pero es muchísimo más viable, y ya existen los medios para hacerlo.

No obstante, todo parece indicar, según los últimos rumores, que se trataría de un smartphone que contaría con una carcasa fabricada con una combinación de metal y plástico. Algunos elementos de la carcasa serían de metal, y otros serían de plástico. A priori, no parece tan premium como el combinar metal y cristal, por ejemplo, pero incluso podría llegar a ser positivo. El metal tiene un problema, y es que una vez que se deforma y se aboya, arreglarlo es muy complicado. El plástico es más resistente para un golpe. Es más fácil romperlo, pero más difícil deformarlo. Si está construido de una manera correcta, las zonas de mayor impacto en una caída podrían ser de plástico, evitando las deformaciones del metal. Sea como sea, eso sí, todavía habrá que esperar a que se realice un anuncio oficial del teléfono, que se podría producir en el mes de abril.