Google Chrome para Android se actualiza, con compresión de datos

Escrito por
Google
0

Google Chrome, el navegador de la compañía de Mountain View que viene preinstalado en una gran cantidad de smartphones y tablets Android, se ha actualizado a una nueva versión, donde nos encontramos una característica con la que no contaba antes, la compresión de datos. Te decimos cómo hay que activarla.

La compresión de datos es una opción de la que ya disponíamos en navegadores como Opera. Sin embargo, lo cierto es que por mucho que existan otros navegadores conocidos con características muy destacables, lo más normal es que el usuario medio acabe optando por el navegador que lleva preinstalado el smartphone. E incluso aunque no seamos ese usuario medio, tampoco es raro optar por el navegador de Google, puesto que ofrece opciones muy útiles si también utilizamos la versión de escritorio en el ordenador. Y es por eso que es una buena noticia el que ya contemos con la compresión de datos en Google Chrome para Android.

¿Qué es la compresión de datos?

Para los que no estén familiarizados con el término, la compresión de datos es un proceso por el cual las imágenes que se cargan en pantalla pasan antes por servidores externos que se encargan de comprimir esas imágenes antes de mostrarlas en pantalla. En este caso, son los servidores de Google los que actúan como intermediarios. Nosotros introducimos la página web a la que queremos acceder. Todas las imágenes cuya dirección comience por HTTP serán recibidas en los servidores de Google, donde se comprimirán, para después ser descargadas en nuestro smartphone. Y todo esto, en fracciones de segundo, obviamente. No se reduce la velocidad, puesto que los servidores de Google son muy rápidos, y lo único que hay que enviar es una orden, para lo cual no se utiliza prácticamente nada de ancho de banda. Por otro lado, lo que recibimos es una página web menos pesada de lo que iba a ser originalmente. Las imágenes cuya dirección comience por HTTPS, y utilicen el protocolo de seguridad, no pasarán por el servidor de Google, pues es una conexión segura.

Ventajas de la compresión de datos

Las ventajas de la compresión de datos son dos, principalmente. Por un lado, la velocidad con la que descargamos la página web es mayor. Al ser menor la cantidad de datos que estamos descargando, la página se descarga más rápido, y también carga en pantalla en menos tiempo.

Al mismo tiempo, estamos consumiendo una cantidad de datos menor, lo que es beneficioso si tenemos un plan de datos con límites, o en el cual se reduce la velocidad al alcanzar una cierta cantidad de datos.

Google Chrome

Cómo activar la compresión de datos

Puede parecer fácil, y lo es, pero hay que tener en cuenta unas pocas cosas. En primer lugar, hay que actualizar a la última versión de Google Chrome disponible. Busca la aplicación en Google Play, y comprueba si ya la tienes actualizada. Para saberlo, solo tienes que fijarte en si pone Abrir y Desinstalar, o Actualizar y Desinstalar. Una vez que la aplicación esté actualizada, tendrás que cerrarla completamente. Para esto, ve al menú de aplicaciones activas, y entonces desliza hacia un lado Google Chrome. Ahora, vuelve a abrir la aplicación y pulsa el botón de tres cuadros que aparece en la esquina superior derecha. En el menú que se acaba de abrir pulsa en Ajustes. En el bloque Avanzados, encontrarás la sección Gestión de ancho de banda, y aquí Reducir uso de datos. Pulsando en esta opción se nos dará la posibilidad de activar el sistema.

Para saber cuánto nos está haciendo ahorrar solo tenemos que volver aquí cuando queramos para comprobarlo.

Si en tu caso, en Gestión de ancho de banda, no aparece la opción de Reducir uso de datos, entonces es porque, o bien no has actualizado la aplicación, o bien no la has reiniciado. Si por alguna razón, no consigues o no sabes reiniciar la aplicación, siempre puedes optar por apagar el móvil completamente.