La carga por resonancia magnética no llegará al Samsung Galaxy S5

Escrito por
Samsung
1

El esperado Samsung Galaxy S5 podría ser presentado dentro de un mes, el próximo 23 de febrero en la previa al Mobile World Congress. Otra de las fechas que se barajan es la de mediaos de marzo. Sea como sea, hoy descubrimos nuevas informaciones que indican que el terminal podría llegar sin alguna de las características rumoreadas los últimos meses. Concretamente hablamos de la posibilidad de recargar el móvil inalámbricamente a través de resonancia magnética.

¿En qué consiste la resonancia magnética? Bien, si en los últimos meses hemos visto como distintos fabricantes han apostado por la carga inalámbrica en sus smartphones y tablets, Samsung parecía dispuesta a dar un paso más. El pasado otoño aparecieron rumores que afirmaban que Samsung estaría preparando este tipo de carga inalámbrica. La novedad que traería consigo la resonancia magnética es que el terminal no necesita estar en contacto con la base de carga, a diferencia de los sistemas actuales. Esta tecnología estaría preparada para mediados de 2014, coincidiendo así con el lanzamiento del nuevo Samsung Galaxy S5.

Según medios coreanos, el fabricante habría decidido finalmente no incluir esta característica en su nuevo buque insignia para esta primera parte del año. ¿La razón? Si bien la industria asegura que la tecnología existe y no sería difícil para Samsung implementarla en sus terminales, la firma coreana no cree que el mercado tenga especial interés en este tipo de carga.

Galaxy-carga

Los costes de la carga inalámbrica

La falta de interés en el usuario de cara a adquirir los accesorios necesarios para la carga inalámbrica habría sido la principal causa por la cual Samsung no ha incluido finalmente en su Samsung Galaxy S5 la carga inalámbrica por resonancia magnética. Además del coste que supone incorporar la tecnología en el terminal, el comprador debería asumir también el precio de la base de carga.

En los últimos meses hemos visto como fabricantes como Nokia, que apostaron muy fuerte en su día por la carga inalámbrica, han ido dejando de lado este tipo de tecnología, dejando la posibilidad al consumidor de hacer uso de ella a través de carcasas de carga inalámbrica. La poca comodidad para utilizar el smartphone mientras carga, o el mayor tiempo de carga necesario para la misma, parecen no haber convencido al mercado. La resonancia magnética podría haber solventado alguno de estos inconvenientes, pero por el momento, Samsung no parece dispuesta a dar el paso en su uso.

Fuente: Sammobile