Aprende a gestionar los permisos de las apps para evitar los virus

Escrito por
Trucos
0

No es común que nuestro smartphone Android pueda llegar a tener un virus por instalar una aplicación, pero cada vez hay más malware que se puede instalar incluso por medio de Google Play. Lo que sí es una tontería es no evitar este malware cuando podemos hacerlo de una manera muy sencilla, aprendiendo a gestionar los permisos de las apps.

Ya hemos hablado anteriormente sobre la importancia de los permisos y sobre cómo evitar el malware. La clave estaba en los permisos. No es que vayamos a poder evitar todas las aplicaciones maliciosas que existen para Android fijándonos solo en los permisos, pero lo cierto es que sí la mayoría de las que pueden afectar a los usuarios que hacen un uso normal de Android. En lo que nos vamos a centrar ahora es en aprender algo más sobre los permisos y, ya que son tan importantes, cómo tener más información sobre los mismos.

Android Virus

¿Cómo ver los permisos?

En primer lugar, lo que vamos a ver es cómo ver los permisos de la aplicación. Como sabréis, antes de instalar la aplicación, nos aparece una ventana en la que podemos observar todos los permisos y, en teoría, confirmamos que estamos conformes con los mismos. No obstante, lo cierto es que lo más probable es que en este momento tengamos muchas aplicaciones instaladas cuyos permisos no conocemos. Pero podemos saberlo muy bien gracias a las propias opciones de Android, para ello solo tenemos que ir a Ajustes > Aplicaciones > Descargadas, y aquí, al pulsar en la propia aplicación que queramos consultar, solo tenemos que deslizarnos hacia abajo para encontrarnos con los permisos de dicha aplicación.

aSpotCat

Aun así, podemos aprovechar algunas de las aplicaciones que hay en Google Play que nos permite ampliar las funciones de nuestro smartphone. Una de ellas es aSpotCat. Esta app se centra únicamente en ver los permisos de las demás aplicaciones. La diferencia es que no solo podemos ver los permisos que tiene dicha aplicación, sino que también podemos organizar estas en función de los permisos que tiene, para ver cuáles de ellas pueden ser más peligrosas que otras, o qué aplicaciones están utilizando algunos permisos que, hemos detectado, son los que están produciendo algún problema en el funcionamiento del móvil. Además, nos permite ver cuál es la función de ese permiso y cómo afecta el uso del mismo a nuestro smartphone. Es gratuita, aunque incluye anuncios, y podemos comprarla sin anuncios en una versión premium que cuesto algo menos de un par de euros.

Google Play – aSpotCat

Advanced Permission Manager

Pero podemos ir todavía un poco más allá. No solo queremos información sobre los permisos de las aplicaciones, sino que también podemos modificar estos. Hay que decir que estas funciones se pueden ejecutar sin Root, cuando este tipo de aplicaciones suelen ser más propias de desarrolladores que las han creado para terminales rooteados. Se trata de una de las pocas opciones para modificar los permisos en aplicaciones sin tener permisos Root. Eso sí, tiene algunas limitaciones, pues hay incompatibilidades con algunas aplicaciones, pero al ser la única opción, tampoco podemos poner muchas pegas.

Google Play – Advanced Permission Manager

F-Secure App Permissions

Ahora bien, eso es información, y a veces podemos no entender a la perfección la información que nos ofrecen las aplicaciones sobre estos permisos. F-Secure App Permission es capaz de darnos información mucho más útil. No solo nos dice para qué sirve cada permiso, sino que es capaz de decirnos, por ejemplo, qué aplicaciones tienen permisos que hacen que estén consumiendo más batería. O también aquellas que están consumiendo más datos de la cuota mensual de nuestra tarifa. Puede ser una aplicación muy útil, pues podemos crear búsquedas personalizadas y recibir datos más específicos sobre las funciones de las aplicaciones.

Google Play – F Secure App Permissions

Por último, queremos hacer una mención especial a Permission Friendly App. No podemos tomar lo que nos dice esta aplicación como si fuera algo con lo que cumplir, pues puede que alguna aplicación de las que nos diga no sea maliciosa. Sin embargo, trata de localizar las aplicaciones que tienen la mayoría de los permisos. Si alguna de estas apps tiene una función muy específica que no requiere de la mayoría de los permisos, como podría ser una aplicación de linterna, es fácil que sea una aplicación peligrosa.